turismo >

Una década de vanguardia

El hotel Silken Atlántida es ya un referente en la capital. El próximo martes, 28 de febrero, cumplirá diez años. | FRAN PALLERO

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

Nació como un nuevo concepto de hostelería urbana, muy de vanguardia y con una infraestructura muy impactante en la principal arteria de entrada de Santa Cruz de Tenerife. Sus ascensores panorámicos rompieron moldes y hoy, una década después, el hotel Silken Atlántida es ya un referente en la capital. El próximo martes, 28 de febrero, cumplirá diez años. En el recuerdo de los santacruceros está presente aquella inauguración en la que la artista Norma Duval actuó como maestra de ceremonias coincidiendo con el anuncio de su embarazo del productor José Frade. “La verdad que fue una suerte porque vino toda la prensa rosa a cubrir el evento”, recuerda el director del hotel, Gabriel Wolgeschaffen.

Fue la segunda cadena importante que se incorporaba a la ciudad después del Sheraton que tenía el hotel Mencey. Además, nació de la mano de los principales centros comerciales que se construían en la nueva zona de expansión de Santa Cruz. “Abrimos al mismo tiempo que El Corte Inglés. Fue un cambio importante para la evolución de la ciudad”, comenta.

Gabriel Wolgeschaffen, director del hotel Atlántida. | FRAN PALLERO

A lo largo de estos diez años, el hotel también ha ido evolucionando, adaptándose a las nuevas tecnologías y a los gustos y necesidades de la clientela urbana actual. “Ahora es mucho más selecta, técnica y conoce más los productos”. En este sentido, son muchas las incorporaciones que la cadena ha ido introduciendo en esta década de vida.

Así, el Silken Atlántida fue uno de los primeros hoteles de Canarias en incorporar el wifi integral gratuito en todas sus instalaciones. La tecnología y el confort son sus premisas. “El cliente de ciudad pasa mucho tiempo fuera del hotel en reuniones de negocios”, explica Wolgeschaffen, “pero cuando llega a su habitación quiere las últimas tecnologías y el máximo confort. Tu casa y tu oficina metida en la habitación, y eso es lo que ofrecemos”.

Todo ello envuelto en un concepto muy cool y de vanguardia. De hecho, Javier Mariscal es el que ha lanzado gran parte de la imagen corporativa del hotel, con unos detalles que rompen con la tónica general de un hotel de ciudad.

El Silken Atlántida cuenta con 144 habitaciones, de las cuales 25 son junior suites y 32 son habitaciones superiores que forman parte de la llamada zona vip. “Se trata de una planta que llamamos Silken Club donde el cliente cuenta con una serie de valores añadidos como son lustrado de zapatos, carta de almohadas, un open bar 24 horas, hall privado o prensa”. Algunas de estas habitaciones, además, tienen despacho propio o máquinas de fitness, dependiendo de las características y necesidades del cliente. Insistiendo en la premisa del confort, la cadena ha reformado en estos diez años algunas de las habitaciones sustituyendo la colcha por el edredón y el doble almohadón de plumas. Las suites las ha reformado todas añadiendo parqué flotante e incorporando televisiones LCD e iPod Dock.

lo largo de estos diez años, el hotel Silken Atlántida ha hecho una fuerte apuesta por sus tres premisas: el confort, las nuevas tecnologías y la gastronomía. | F.P.

Otra apuesta de la cadena es la gastronomía. “Es un valor muy importante en nuestro día a día”, asegura Wolgeschaffen, “y por ello somos pioneros en la creación de una escuela de alimentos y bebidas”. La Escuela Silken de Alimentos y Bebidas (ESAB) se crea en el año 2010. Está presidida por Martín Berasategui y dirigida por Raúl Cabrera. Se trata del primer centro puesto en marcha por una cadena hotelera española para la formación continua de sus empleados, tanto del personal de sala como del área de cocina. “Es nuestra razón de ser y la que nos marca nuestras pautas de trabajo”. De ahí que el hotel Silken Atlántida de a la gastronomía mucha importancia. Tanto su restaurante-buffet de desayuno como el de carta-menú están abiertos al público. En su gastrobar, además, se pueden disfrutar de excelentes tapas, pinchos y variada selección de vinos y cervezas.

El hotel ha cambiado recientemente los bufets de desayunos, adaptándose a nuevas líneas donde priman los productos de primera calidad con impecable presentación y con un servicio más personalizado y exclusivo. Tanto el bufet de desayunos como el restaurante son de uso libre para todo aquel que quiera visitarlos. | DA

El hotel hace una fuerte apuesta por la formación de su personal. “Hemos formado a muchos de los estudiantes que serán el futuro de la hostelería de la Isla”. Otra de las últimas innovaciones del hotel Silken Atlántida es la sustitución de la luminaria convencional por la tecnología LED de bajo consumo, siendo la primera cadena hotelera que apuesta por soluciones de ultra ahorro energético y de respeto al medio ambiente.

Interior del Hotel Silken Atlántida de Santa Cruz de Tenerife. | FRAN PALLERO

En estos diez años el hotel ha mejorado con nuevo mobiliario la zona relax y fitness que se encuentra en el ático del edificio, ganando en confort y tranquilidad. Dispone de párking gratuito para los clientes y sus dos primeras plantas están dedicadas exclusivamente a eventos y reuniones. De hecho, Wolgeschaffen recuerda que en el hotel “se han celebrado algunos de los acontecimientos más importantes de la sociedad santacrucera. La primera boda gay de Tenerife se celebró aquí”. También se han hospedado importantes personalidades como artistas internacionales, presidentes del Gobierno, ministros, empresarios y estrellas del deporte. En relación a la adaptación e innovación, la cadena ha ampliado y mejorado la red comercial, “adaptándolos al nuevo escenario global”. También ha apostado por un cambio de sistema operativo informático “el cual nos da un salto cualitativo muy importante, a la vez que nuevas herramientas muy útiles”.

El hotel apuesta por un márketing olfativo y musical. “No nos hemos quedado quietos en estos diez años sino que hemos ido innovando día a día”.