MEGÁFONO > RAVELO (II)

Una entidad histórica dirigida hoy en día por “el más joven de la clase”

El club sigue siendo un referente para todos los vecinos del barrio de Ravelo. | DA

LUIS F. FEBLES | El Sauzal

La lucha canaria recoge los valores más característicos de la idiosincrasia isleña. Sacrificio, nobleza y brega, condicionan el día a día de los vecinos de Ravelo, en El Sauzal. Como santo y seña del barrio, emerge la figura del histórico Club de Lucha Rápido de Ravelo, un equipo que pese a las dificultades económicas sigue haciendo lo imposible por competir en tercera categoría.

El presidente del club, Román Martín Rodríguez, de 25 años, accedió a la presidencia hace dos meses, convirtiéndose en el directivo más joven que ha tenido el club. Antiguo luchador del club sauzalero y del Club de Lucha de La Matanza, su labor consiste en buscar patrocinadores y luchadores que quieran defender los colores del grupo. Pese a las escasas subvenciones, Rodríguez agradece el apoyo que recibe del Ayuntamiento sauzalero.

El club, que ha sido refundado en varias ocasiones, permanece séptimo en la liga Cabildo de Tenerife de Tercera Categoría con 19 puntos, y con la intención de seguir avanzando puestos en la clasificación. “Con el apoyo de las más de cien personas que acuden al terrero, estoy seguro de que mejoraremos los registros del año pasado; esperamos acabar la liga en la tercera o cuarta posición”, indica Rodríguez.

El joven presidente recuerda el homenaje que hace unos meses le realizaron a los antiguos directivos y luchadores del club. “Fue un acto emotivo y anecdótico en el que todos los vecinos apoyamos a nuestros antiguos luchadores y directivos”, recuerda.

El club posee una cantera que trabaja con ahínco día tras día. Cadetes, juveniles y primer equipo forman parte de la amplia cadena deportiva de un club que tiene que apostar por la juventud ante la dificultad de realizar fichajes; a los luchadores se les paga con lo que recaudan de la taquilla. Rodríguez pide encarecidamente que algún sponsor pueda patrocinarlos y de esta forma poder sufragar los diferentes gastos.

Ilusión y ganas

“Es complicado salir a competir año tras año. Con ilusión y ganas no se puede conseguir todo; es fundamental encontrar un buen patrocinador”, solicita el presidente.

Por último, el Club de Lucha Rápido de Ravelo pide a todos que acudan al terrero del barrio y sigan apoyando a las personas que hacen grande a este deporte.