marruecos >

Vuelve la calma a la ciudad marroquí de Taza tras cuatro días de enfrentamientos entre policía y vecinos

EFE | Rabat

La calma retornó hoy a la ciudad de Taza, en el este de Marruecos, aunque en medio de gran presencia policial, tras cuatro días de disturbios y enfrentamientos entre la policía y los habitantes de esta localidad que reivindican mejorar sus condiciones sociales, según informaron a Efe fuentes asociativas de la ciudad.

Los enfrentamientos se desataron el pasado miércoles entre los agentes del orden y los ciudadanos del barrio Al Kucha cuando salieron a la calle para reclamar mejorar sus condiciones de vida y encontrar una solución al desempleo de sus jóvenes.

Al menos 100 agentes del orden resultaron heridos en dichos enfrentamientos, según el representante de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos en Taza, Mohamed Chiabri, quien apuntó que hubo también más de 90 habitantes heridos que no se fueron al hospital por temor a ser detenidos.

“La policía impidió organizar una marcha prevista ayer a las 16.00 de la tarde (misma hora GMT) en el barrio Al Kucha para reivindicar la liberación de los manifestantes que habían sido detenidos el pasado miércoles” subrayó Chiabri.

El activista marroquí añadió que la policía impuso una especie de “toque de queda” en el barrio Al Kucha, impidió la apertura de cafés y comercios y no dejó a los ciudadanos salir de sus casas.

Por otra parte, ayer hubo enfrentamientos entre los jóvenes de esta localidad y los agentes del orden en la ruta principal entre Fez y Uxda (afueras de Taza) pero no se saldaron con heridos ni detenidos ya que los manifestantes huyeron a refugiarse en las montañas contiguas, concluyó Chiabri.