economía >

Alonso alerta de las consecuencias de las políticas “erráticas” de Madrid

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El consejero de Economía y Competitividad del Cabildo de Tenerife de Coalición Canaria, Carlos Alonso, señaló que los retos de Tenerife en el siglo XXI se concretan en la “mejora” del capital humano, la “apuesta” por el sector turístico, “resolver el desafío” energético y “mejorar la conectividad” de la Isla. Pero para avanzar en estos cuatro ejes, Carlos Alonso denunció que “no están ayudando mucho” las últimas decisiones del Gobierno estatal del Partido Popular. El responsable insular destacó que el desarrollo económico insular “no puede estar condicionado a las políticas erráticas” de Madrid.

Carlos Alonso, en una conferencia organizada por Tribuna Fórum en la Real Sociedad Económica de Amigos del País, recordó que la historia de Tenerife ha venido marcada por su situación geográfica, hecho que no se puede dejar de lado a la hora de analizar la situación actual y las perspectivas de futuro. Para el consejero insular de Economía y Competitividad, el sector turístico debe seguir jugando un papel principal en el contexto económico y aprovechar las ventajas existentes frente a otros enclaves.

Desde el Cabildo, según Alonso, “apostamos por una nueva” estrategia turística encaminada a la mejora de la gestión conjunta de la Isla como destino, con nuevos productos, una oferta complementaria y la innovación, entre otros.

El responsable insular resaltó la necesidad de abrir un nuevo debate y buscar consensos en cuanto una moratoria turística, que permita la creación de nuevas camas en espacios ya consolidados donde se ha producido un abandono de la actividad. En opinión de Alonso, este sistema permitirá aprovechar el vacío de quienes han dejado la actividad manteniendo la capacidad productiva y evitando un crecimiento insostenible.

Con respecto a la conectividad aérea de la Isla, para este responsable del Cabildo el panorama actual “no resulta” demasiado favorable debido, principalmente, a la decisión del Ministerio de Fomento de suprimir las bonificaciones a las tasas aeroportuarias, que afectan “gravemente” a la capacidad de crecimiento de la conectividad. Carlos Alonso resaltó la necesidad de lograr la gestión “autónoma” de los aeropuertos de la Comunidad para evitar que, con el superávit de los aeródromos canarios, se financie el déficit del ente público estatal Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), tal y como “se pretende con este tipo” de políticas estatales.

Resolver el desafío energético constituye para Carlos Alonso otro de los ejes del futuro económico para Tenerife. El consejero de Economía y Competitividad consideró que se deben analizar las particularidades de un territorio insular marcado por la fuerte dependencia de las fuentes fósiles, que suponen el 99% de la energía que se consume en Canarias.

Para el Cabildo resulta “imprescindible” potenciar las energías renovables porque son las “únicas capaces de alterar” la actual dependencia de las energías fósiles. De ahí que no se entienda, agregó Alonso, la posición del Ministerio de Energía, Industria y Turismo de José Manuel Soria de eliminar las primas al desarrollo de las renovables.

Capacidad

La Isla que cuenta con una mayor potencia instalada de energía fotovoltaica es Tenerife, que es también la que tiene más capacidad de crecimiento a corto plazo en este mercado, así como en el eólico.

Las administraciones y el sector empresarial de Tenerife, según Alonso, han demostrado una “gran capacidad” de crecimiento de este sector, por encima en estos años de cualquier isla, desarrollando un importante caudal de conocimiento en la materia y creando empleo cualificado, pudiendo desarrollar su actividad en otras islas.

En relación al capital humano, Alonso destacó el apoyo a la Universidad de La Laguna para la investigación y transferencia tecnológica, resaltando la apuesta del Cabildo Insular por el fomento de los parques tecnológicos como el previsto en Cuevas Blancas, en Santa Cruz de Tenerife, sin olvidar el plan de emprendeduría encaminado al incremento de la capacitación que favorezca el panorama emprendedor.