entre nosotros >

Bermúdez: “abrazafarolas” > Juan Henríquez

Los más cercanos, la camada que políticamente le doran la píldora, algunos bien enchufados y pagados por no hacer demasiado, están mosqueados porque esperaban algo más de José Manuel Bermúdez en la política municipal. Dicen que lo del resultado electoral fue un primer toque de alerta, pero tampoco parece que los tenga demasiado contentos en la gestión que viene desempeñando al frente de la alcaldía de Santa Cruz de Tenerife. Ni siquiera el movimiento vecinal está muy por la labor. Pero lo peor, y más grave, y no se sabe muy bien a que es debido, es que no termina de sintonizar con los medios de comunicación social; hablo, por supuesto, de radio, prensa y televisión en el ámbito local.

Ocurre que el pasado lunes 27 de febrero, en el programa La Tertulia, en Mírame TV, arremetieron contra el alcalde de Santa Cruz de Tenerife sin contemplación. No es que no tuvieran razón, sino que hubo unanimidad en la mesa reprobando a José Manuel Bermúdez su actitud complaciente con Paulino Rivero en contra de la defensa de los intereses de los santacruceros; quise entender que el alcalde antepuso los intereses de partido, o de la amistad, a la defensa de los ciudadanos/as a los que representa. Destacado la editorial televisiva de Manolo Artiles, que en un momento de tensión rabiosa calificó a José Manuel Bermúdez de “abrazafarolas” y otros epítetos que no ponían en buen lugar al alcalde de Santa Cruz de Tenerife, más bien todo lo contrario: les cantaron las cuarenta en bastos. Ustedes me entienden.

La chispa saltó cuando Manolo Artiles puso encima de la mesa la noticia del periódico La Opinión, en la que el Gobierno canario reducía drásticamente el presupuesto del Estatuto de Capitalidad (Santa Cruz de Tenerife/Las Palmas de Gran Canaria). Por lo visto el alcalde de Las Palmas, Juan José Cardona, PP, envió una misiva de protesta al presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, en la que relacionaba las obras perjudicadas por “el tijeretazo del Ejecutivo Regional”. Mientras, el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, al conocer la carta de su homólogo grancanario, salió en defensa de su compañero de partido, y presidente del Gobierno canario, aceptando complaciente la partida presupuestada destinada al Ayuntamiento que preside. Pero para mi es mucho más llamativo que Julio Pérez, del grupo municipal socialista en la Corporación, se doblegara al apoyo de José Manuel Bermúdez a Paulino Rivero, salvo, compromisos inconfesables que redundarán en las arcas municipales, y en especial, en su propia gestión al frente de la Sociedad de Desarrollo.

He resaltado la intervención de Manolo Artiles por aquello de la garra y el cáustico verbo empleado, pero ninguno de los periodistas que participaron en el programa, Pepo Báez, David Cuesta, Óscar Martín y Lito Mesa, se quedaron cortos a la hora de criticar al alcalde de Santa Cruz de Tenerife, todos lo pusieron a caer de un burro. Pregunto: ¿Por qué tiene tan mala prensa el alcalde, José Manuel Bermúdez, entre los medios de comunicación? Mi respuesta es clara: ¡NPI!

juanguanche@telefonica.net