Canarias pierde competitividad por su retraso en nuevas tecnologías

M. FRESNO | Santa Cruz de Tenerife

Canarias y España están perdiendo competitividad al no apostar por las nuevas tecnologías. Así de claro lo aseguró ayer el director europeo de Microsoft, Elías Ramos, que asiste hoy, en Tenerife, al XXV aniversario de la Escuela de Negocios MBA, que se celebra en el Iberostar Hotel Mencey, en Santa Cruz.

Ramos impartirá una ponencia sobre nuevas tecnologías de la información y, como antiguo alumno MBA, compartirá con los estudiantes su experiencia personal y profesional fuera de las Islas.

Ramos intentará transmitir a los jóvenes que la única forma de salir de la crisis es con “optimismo, creatividad y trabajo”. “El pesimismo no ayuda”, señaló, por lo que el mensaje “clave debe ser de confianza en el futuro y de iniciativa”. Quedarse en casa “lamentándose de que no hay trabajo no ayuda en nada”, matizó. En opinión de Ramos, España es un país “rezagado” en la aplicación de las nuevas tecnologías. “Estamos invirtiendo entre dos y tres veces menos que los países más avanzados”, explicó, y “no hacemos nada” para solucionarlo. Las tecnologías de la información son el futuro y lo único que en estos momentos “nos hace ser más competitivos”.

Elías Ramos explicó que España se compara con países del entorno, como Italia, pero “estamos a años luz” de mercados como China o India, “por no hablar” de los países nórdicos.

El principal problema en España ya no es tanto las grandes compañías sino las pequeñas empresas, cuya inversión en nuevas tecnologías es “mínima”.

La mayor parte de esos pequeños empresarios “no entienden” el retorno de esta inversión, que, al final, repercute en la competitividad.