protesta contra la reforma laboral>

CCOO y UGT Canarias se manifestarán este domingo en Gran Canaria y Tenerife contra la reforma laboral

EUROPA PRESS | Las Palmas de Gran Canaria

CCOO y UGT en Canarias se manifestarán este domingo, 11 de marzo, contra la reforma laboral en Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, uniéndose así a la convocatoria nacional que supondrá más de 60 protestas ciudadanas en toda España.

Así lo pusieron este viernes de manifiesto el secretario insular de CCOO en Gran Canaria, Antonio Pérez, y su homólogo de UGT, David Mosquera, durante una rueda de prensa en la que presentaron las manifestaciones y expusieron los motivos de las mismas.

En el caso de Las Palmas de Gran Canaria, la protesta comenzará a las 12.00 horas en el Parque de San Telmo y finalizará en la Plaza de la Feria (delante de la Delegación del Gobierno en Canarias), mientras que en Santa Cruz de Tenerife será a la misma hora desde la Plaza de Toros hasta Plaza El Príncipe.

En este sentido, Pérez consideró que la reforma laboral “es un hachazo que va más allá del recorte de derechos laborales”. “De alguna forma -agregó- atenta contra la cohesión social. Es un ataque de tal calibre en la base de los derechos fundamentales que merece una respuesta contundente”.

Apuntó que la convocatoria de este domingo sirve para seguir empujando y ampliando la base social de la respuesta a la “agresión brutal” que supone la reforma laboral, mientras señaló que sindicatos como Intersindical Canaria o Cobas, entre otros, respaldan la manifestación.

Aquí, el secretario insular de CCOO explicó que Canarias lleva ya tres años consecutivos de recortes, recordando que en 2010 comenzaron en sanidad y educación, que en 2011 se confirmaron y que en 2012 dejan a la sociedad y al estado del bienestar “en una situación de anemia total”.

Pérez explicó que la reforma laboral dejará a muchos parados canarios en situación de exclusión. “Cuando hablamos de exclusión hablamos de dificultades para comer o para tener un techo. Estamos hablando de que estamos condenando a muchos parados a no poder comer”, dijo.

Asimismo, comentó que la sociedad no tiene que tener miedo a la situación, sino a no responder, puesto que, afirmó, sólo hay dos opciones. “O entramos en pánico -agregó- y dejamos que hagan con nosotros lo que les dé la gana o respondemos”.

“Necesitamos un frente común”

Por su parte, el secretario insular de UGT en Gran Canaria, David Mosquera, señaló que se necesita hacer un frente común contra la reforma laboral.

“Ante este atentado a la clase trabajadora necesitamos tener un frente común, una muralla que diga que con esta reforma no se va a generar empleo y que va a precarizar las condiciones de trabajo de la mayoría de trabajadores”, aseveró.

De esta manera, advirtió que esta reforma va en contra de los más débiles, de los jóvenes y que incide en la brecha salarial existente entre hombres y mujeres, además de generar una desigualdad social, sobre todo en Canarias.

Mosquera aseguró que la Constitución, en su momento, marcó la línea roja de “hasta donde se puede llegar”. “Y esa la línea ha sido traspasada por el PP, que se considera fuerte con una mayoría absoluta suficiente para imponer al resto de la sociedad el ‘trágala’ de una reforma laboral regresiva”, insistió.

“Y -destacó-, si me apuras, incluso más regresiva que cuando estaba el dictador Franco. Jamás se había producido esta desprotección. Genera al trabajador arrodillado a disposición absoluta del empresario. Esta no es la forma de hacer que la economía entre en una etapa de crecimiento”.