petróleo >

Cepsa adquiere la red de gasolineras de Texaco en Canarias tras comprar Chevron España

Imagen de archivo de una de las estaciones de Servicio Texaco en Canarias. | DA

EFE | Madrid

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha aprobado la operación por la que Cepsa adquiere el 100 % de Chevron España (Chesa) con una serie de compromisos para compensar problemas de competencia, lo que le permite, entre otras cosas, hacerse con la red de 60 gasolineras Texaco de Canarias

El organismo explica que la autorización está condicionada al cumplimiento de unas medidas propuestas por Cepsa y que resultan “suficientes” para solucionar los problemas de competencia detectados como consecuencia de la concentración de ambas empresas.

En un principio, se consideró que la operación podía obstaculizar el mantenimiento de la competencia efectiva sobre distintos mercados de hidrocarburos líquidos en España y, en particular, en las Islas Canarias.

La CNC realizó entonces un estudio de mercado solicitando información y observaciones a distintos interesados y afectados por la operación.

El pasado 20 de febrero, Cepsa presentó una versión modificada de sus compromisos para solventar los problemas de competencia.
El primer compromiso establece que los operadores puedan rescindir sin penalización las obligaciones de compra en exclusiva de productos Cepsa y que esto ya no sea motivo de incumplimiento contractual.

El segundo compromiso se refiere al mercado de combustible de aviación y a los servicios de puesta a bordo en aeronaves de combustibles y lubricantes, denominado intoplane.

Durante tres años, siempre y cuando concurran ciertas circunstancias, la petrolera se ha comprometido a mantener en los aeropuertos en los que Chesa suministra combustible de aviación y Cepsa está presente en intoplane (Alicante, Málaga y Sevilla) el mismo suministrador que había hasta ahora.

El tercer compromiso está dirigido a compensar la desaparición de Chesa como competidor en el mercado de almacenamiento de combustible para generación eléctrica.

Y el cuarto, obliga durante tres años a Cepsa a no importar, almacenar o comercializar combustible para barcos a través de la terminal de Las Palmas y a usar esta terminal solo para carburantes o combustibles que vayan al mercado de la automoción, el eléctrico, el uso industrial o productos intermedios correspondientes a estos usos.

Cepsa comunicó en febrero de 2011 la compra de la filial de la estadounidense Chevron en España.

La operación contempla la adquisición de los negocios de almacenamiento y distribución de combustible en Canarias, así como de aviación y lubricantes terrestres en la Península

Chevron tiene en Canarias una red de 60 estaciones de servicio bajo la marca Texaco, algunas propias y otras bajo contrato de abanderamiento y suministro, y mantiene una importante actividad en el mercado de lubricantes.