X
danza >

Cuento de hadas sobre hielo

   

La nueva gira española de The Imperial Ice Stars sólo va a incluir Barcelona y Canarias. / DA

SANTIAGO TOSTE | Santa Cruz de Tenerife

Ballet, patinaje sobre hielo, gimnasia y acrobacias. Todo eso, puesto al servicio de la música de Tchaikovsky para uno de los cuentos de hadas más universales. La compañía The Imperial Ice Stars se instalará de nuevo este mes de mayo en el Auditorio de Tenerife Adán Martín, para poner en escena, entre los días 9 y 13, ocho funciones de La Bella Durmiente Sobre Hielo, un nuevo montaje del director artístico Tony Mercer con el que se busca refrendar el éxito vivido en 2011 merced a su particular relectura de El Lago de los Cisnes.

El director insular de Cultura y Patrimonio Histórico, Cristóbal de la Rosa, y la directora de marketing en España de la productora Let’s Go, Itxaso Barrios, dieron a conocer ayer las características de este propuesta, cuyos ensayos se reanudaron ayer en Moscú, a cargo de un elenco de 25 patinadores entre los que se hallan campeones olímpicos, mundiales y europeos. A ese respecto, destacaron que la gira española de The Imperial Ice Stars únicamente incluye Barcelona (con el Lago de los Cisnes) y el Archipiélago (antes de su llegada a Tenerife, La Bella Durmiente se representará, del 2 al 6 de mayo, en el Teatro Cuyás de Las Palmas de Gran Canaria).

Las entradas, cuyo precio oscila entre los 19 y los 45 euros, ya se encuentran a la venta en las taquillas del Auditorio de Tenerife, de lunes a viernes, de 10.00 a 15.00 horas, y los sábados, de 10.00 a 14.00; en la web www.entradas.auditoriodetenerife.com, o llamando al teléfono 902-317-327, de lunes a sábado, de 10.00 a 19.00 horas.

Barrios y De la Rosa presentaron ayer el espectáculo. / SERGIO MÉNDEZ

“Volvemos a apostar por The Imperial Ice Stars -subrayó De la Rosa-, no sólo por la calidad de sus propuestas, sino porque así nos lo pidieron los espectadores que disfrutaron con El Lago de los Cisnes”. “Estamos seguros de que toda la familia se lo va pasar muy bien con este nuevo montaje musical -apostilló Barrios-, donde a la belleza de la coreografía, y a las habilidades de los patinadores, que ejecutarán piruetas que ni siquiera aún tienen nombre, se unen además unos decorados suntuosos”.