robo>

Detenido un hombre tras robar una motosierra en la Casa Forestal de Anaga y venderla en Internet

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

Los agentes forestales de la Unidad de Montes del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife han esclarecido el robo de una motosierra que se ha había producido en la Casa Forestal de Anaga a comienzos de febrero.

Gracias a la investigación de esta unidad, el Cuerpo Nacional de Policía pudo detener a un varón como presunto responsable de esta sustracción, dándose la circunstancia de que este hombre había estado trabajando en las labores de reforma de esa sede municipal.

Los miembros de la Unidad de Montes se percataron, el pasado cinco de febrero, de que se había producido un robo del material almacenado en la Casa Forestal de Anaga. Se verificó que alguna persona había accedido a este inmueble rompiendo los barrotes y la ventana de un baño de la casa.

Según hicieron constar en la denuncia se sustrajeron tres motosierras, material informático, cascos, extintores, un taladro, una lijadora y material de entrenamiento deportivo.

Según las pesquisas practicadas por esta unidad, el pasado 17 de febrero se detectó que una tienda especializada en la venta de material de segunda mano ubicada en el municipio de La Laguna, tenía en su catálogo por Internet una de las motosierras, de la marca Still, que habían sido sustraídas.

Además, de esta herramienta especializada sólo existe otra unidad en la isla y está valorada en unos 1.800 euros, por lo que fue fácilmente identificable. Un agente forestal llegó a constatar que ese utensilio había sido vendido por la red a un cliente en Canadá por un valor de 600 euros aunque aún no había sido enviado.

Zulo en la Mesa Mota

Lógicamente, de todo ello se dio cuenta a la Policía Nacional, cuyos agentes se personaron en la tienda, comprobaron la presencia de esas herramientas y decomisaron las motosierras para que quedaran en depósito hasta realizar las pertinentes comprobaciones.

Precisamente, las averiguaciones posteriores dieron con el responsable de la sustracción, quien confesó ser el autor del robo e incluso acompañó a los policías hasta un pequeño zulo ubicado en la zona de la Mesa Mota, donde estaba escondido el resto del material sustraído.