sucesos >

Detienen a tres universitarios que modificaron sus expedientes académicos para aprobar


EUROPA PRESS
| Málaga

La Policía Nacional ha detenido a tres universitarios de entre 20 y 21 años como presuntos autores de delitos de daños, intrusismo informático, descubrimiento de secretos, falsedad documental y estafa, ya que, al parecer, accedieron a sus expedientes académicos para modificarlos y así aprobar. Además, una cuarta persona ha sido imputada en relación con estos hechos.

La Escuela Superior Politécnica e Ingeniería Industrial de Málaga detectó, a la hora de certificar las modificaciones de actas de notas de alumnos, que una contenía un número de aprobados mayor que el real, hecho que los responsables de la Universidad de Málaga (UMA) pusieron en conocimiento de la Policía Nacional.

Además, denunciaron que habían recibido un correo electrónico injuriando al equipo directivo de la UMA en período de elecciones al Rectorado y que el supuesto autor insistía en que la cuenta de correo electrónico era suya, pero que él nunca había enviado esos contenidos injuriosos, han explicado en un comunicado desde la Comisaría Provincial.

La investigación comenzó el pasado 5 de marzo cuando la Policía Nacional y los Servicios Centrales de la Universidad comenzaron a trabajar juntos para filtrar 400.000 conexiones de modificaciones de notas realizadas en el último año. El análisis pormenorizado de los expedientes académicos empezó a dar resultados.

La Policía Nacional detectó un software de detección y recuperación de claves instalado en un equipo informático de esa facultad y, además, comprobó que se había deshabilitado la cuenta de administrador de ese ordenador y su antivirus.

De esta manera, los ahora detenidos habían accedido a los usuarios y contraseñas tanto de profesores como de personal de la secretaría y, posteriormente, habían modificado hasta 10 notas para poner aprobado donde había un suspenso.

No sólo lo hicieron en sus propios expedientes académicos, sino también en los de otros alumnos elegidos de forma aleatoria para evitar, de esta forma, ser pillados, han precisado las fuentes citadas.

Esta operación policial, denominada ‘Gira’ y llevada a cabo por el Grupo Contra Delitos Tecnológicos de la Comisaría Provincial de Málaga, sigue abierta.