Día Mundial del Teatro >

El actor en la encrucijada

SANTIAGO TOSTE | Santa Cruz de Tenerife

La estatua de Ángel Guimerá lucirá de nuevo un sombrero. / DA

“El teatro es arte; como tal, favorece nuestro crecimiento personal y social, y los canarios, tanto como creadores o como espectadores, tenemos derecho a celebrarlo. El teatro es arte y tenemos derecho a él”. Ése es el único punto que contempla el manifiesto de la Unión de Actores de Canarias (UAC) y la Asociación de Productores de Teatro de Canarias (APTC) con motivo del Día Mundial del Teatro, una fecha que se celebra cada 27 de marzo, desde que fuese instituida en 1961 por el Instituto Internacional del Teatro.

Una conmemoración que se plasma de dos maneras, con la puesta en escena de diversos montajes teatrales y también con la exposición de las cuestiones que preocupan a los artífices de este arte milenario que llamamos teatro. “Tanto nosotros, los profesionales del sector, como las administraciones públicas -apuntan en el manifiesto rubricado por la UAC y la APTC-, tenemos la obligación de fomentarlo, protegerlo, estimularlo”. “Sin embargo -puntualizan-, los creadores locales, artistas y empresas no nos hemos sentido apoyados”.

De ese modo, ambos colectivos exigen a la administración pública “que aporte las infraestructuras y recursos necesarios para llevar adelante la tarea a la que están obligados conforme con nuestra Constitución”. “La cultura no es una opción sino un derecho”, puntualizan. “¿Estará la administración pública dispuesta a poner su parte?”, se cuestionan en un texto que concluye con la reclamación del sector “a ser, a existir, a crecer”. “Es una reivindicación de los artistas y de las empresas. ¡De empresas y artistas canarios!”, recalcan.

Réplica

Igual que ocurre con la bufanda que lucirá hoy la estatua de Valle-Inclán ubicada en el madrileño paseo de Recoletos, desde el año pasado la Asociación de Empresas de Artes Escénicas de Canarias, Réplica, homenajea al teatro colocando un sombrero a las de Ángel Guimerá y Benito Pérez Galdós, en Santa Cruz de Tenerife (11.00 horas, Teatro Guimerá) y Las Palmas de Gran Canaria (12.00, parque Benito Pérez Galdós), respectivamente.

“En un tiempo como el actual -señalan en Réplica- se corre el peligro de dejar en segundo plano la preocupación por la riqueza cultural del país y de sus ciudadanos, y de la actividad profesional que procura su mantenimiento y desarrollo”. De igual modo, el colectivo asevera que el sector sigue padeciendo los problemas “derivados de un tratamiento de las administraciones públicas nada acorde con la realidad e importancia de la actividad cultural”. Problemas que tendrían su raíz, por ejemplo, en las “exiguas partidas presupuestarias y las escasas medidas de fomento y apoyo a un sector en desarrollo y de reconocido futuro”, o también en la “ineficacia de una Ley de Mecenazgo, carente de los instrumentos y beneficios fiscales adecuados, que no tiene la más mínima incidencia como acicate para la participación de la sociedad civil en la financiación de la actividad cultural privada”.

Estos y otros factores conforman una serie de problemas específicos que demandan soluciones singulares. Y más aún teniendo en cuenta que “el sector está dando muestras de su vitalidad y capacidad de resistencia frente a los múltiples y perturbadores inconvenientes provocados por la actual situación, manteniendo el nivel de inversión, de empleo y de atracción de espectadores, revertiendo más dinero que nunca al erario público y ofreciendo claras evidencias de que es un sector de futuro, con posibilidades de crecimiento”.

Por eso, y por otros aspectos que mencionan en su texto, desde Réplica plantean la urgencia de una reconversión que, “aunando voluntades políticas y decisiones realistas de todas las administraciones”, contemple, entre otras cosas, “a las empresas privadas como colaboradoras necesarias en la gestión de de la red de espacios públicos dedicados a la exhibición artística”.

[apunte]

Ilusión contra crisis

Incertidumbre, incertidumbre, incertidumbre. Así contemplan el panorama en Delirium Teatro, según expone la actriz Soraya González del Rosario. “Desde siempre -indica-, el teatro ha sido una profesión inestable. En Canarias trabajamos sobre todo con la administración pública, por lo que, tal como están las cosas, no nos queda otra que reinventarnos para seguir haciendo llegar nuestras propuestas”.

En Troysteatro, otra de las compañías consultadas por DIARIO DE AVISOS, consideran que la situación de las artes escénicas se ve afectada, obviamente, por la crisis generalizada, pero también que “se abre una puerta para la búsqueda de nuevos modos de entender la gestión y la producción de espectáculos”. “Quizá sea el momento de crear una verdadera industria desde el propio sector -apostillan-, porque la calidad y el entusiasmo existen en las Islas. Solo hace falta, que no es poco, permitir su supervivencia”.

Armando Jerez, de Timaginas, afirma que, pese a todo, la gente del teatro está “sana y salva”. “El teatro está en crisis desde los griegos -subraya-, así que estamos acostumbrados a las dificultades”. “De la crisis sólo saldremos con ilusión, trabajo y esfuerzo: hay que tirar para adelante”, apostilla. Una llamada a la ilusión que hoy se pondrá de manifiesto en muchos escenarios y rincones de las Islas. Por ejemplo, y sin ir más lejos, Timaginas conmemorará el Día Mundial del Teatro por las calles santacruceras, con un carro anunciador del que será su próximo espectáculo: El castigo sin venganza, de Lope de Vega.

[/apunte]