Tenerife >

El Cabildo reclama dos radares meteorológicos para Tenerife

Imagen de los desperfectos causados por la riada del 31 de marzo de 2002 en Santa Cruz, tras la cual comenzaron las acciones de prevención. / DA

ÁNGELES RIOBO | Santa Cruz de Tenerife

El consejero de Aguas del Cabildo de Tenerife, Jesús Morales, ha reiterado la petición al Gobierno central de dos radares meteorológicos para la Isla. Así lo manifestó ayer durante la presentación de las actuaciones llevadas a cabo por el Consejo Insular de Aguas (CIATF), para minimizar el riesgo por avenidas, a raíz de la tormenta acaecida en Santa Cruz de Tenerife el 31 de marzo de 2002, que se saldó con nueve víctimas mortales y cuantiosos daños materiales.

En su intervención, Jesús Morales indicó que, gracias a las diferentes actuaciones sobre el terreno y trabajos de prevención e información a la población, desarrollados durante los últimos 10 años, el riesgo actual de riadas en la Isla es “aceptable”, pero lamentó la ausencia de dos radares fijos en la Isla.

Esta herramienta, que ayuda a prevenir las tormentas pudiendo conocer su comportamiento y su caudal, permite adoptar medidas preventivas ante las lluvias con cierta antelación. En la actualidad solo Gran Canaria dispone de un radar meteorológico, en una zona que no cubre, ni el Norte de Tenerife ni la Isla de La Palma”, tal y como explicó el consejero. “Un buen sistema de predicción como pueden ser los sistemas de alerta temprana, necesarios para llevar un mejor seguimiento de cómo evoluciona una tormenta, necesariamente pasan por contar con los radares meteorológicos con los que la Isla no cuenta. Tenemos que seguir insistiendo para que se cumpla con Tenerife. Es una asignatura pendiente”, apuntó Morales.

Por su parte, el gerente de la CIATF, José Fernández , puntualizó que la instalación corresponde a la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), es decir, al Gobierno central. “Entendemos que, según los estudios de localización, debería haber dos radares en Tenerife, uno en la dorsal noreste y otro en la dorsal noroeste que cubriría parte de La Palma y El Hierro”, añadió.

De igual forma, Fernández explicó que esta metodología se está desarrollando en Galicia, Cataluña y Valencia, “y nosotros estamos trabajando para ver si conseguimos que aquí se pueda llevar a efecto”, sumó el gerente. Por su parte, el consejero insular de Aguas destacó que determinados métodos de actuación frente a las avenidas, que en ocasiones demanda la población, son difícilmente aplicables, bien por su impacto social, económico o social. Morales añadió que existen otras medidas a exponer a la población, como son la información, la alerta temprana, la planificación evitando que los cauces de los barrancos sean utilizados para fines distintos que para el que la naturaleza los ha creado: evacuar las aguas hacia el mar.

Riesgo “aceptable”

El consejero insular indicó que aunque estemos en periodo seco la situación puede cambiar y que las variaciones climáticas hacen que cada vez llueva de manera más torrencial, “por lo tanto, tenemos que estar preparados ante las lluvias”, dijo, e indicó que, desde un punto de vista técnico “el riesgo de avenidas en la Isla es aceptable”.

“Eliminar este riesgo es prácticamente imposible. Esa es la línea en la que tenemos que trabajar todas las administraciones públicas y la sociedad en su conjunto”, dijo Morales. “Hay que saber dónde vivimos. Tenerife tiene barrancos repartidos por todo el territorio insular y no hay que olvidar el riesgo”.

“Pero en estos 10 años hemos avanzado en la detección y seguimiento de las tormentas. Eso nos hace estar mejor preparados frente al riesgo de avenidas en la Isla”, indicó por último el consejero insular de Aguas.

[apunte]

“No volverá a suceder algo parecido”

“El 31 de marzo se cumplen 10 años de aquel lamentable suceso de las riadas de marzo de 2002 y queremos hacer un recordatorio y una especial mención a las victimas de aquel suceso”, dijo el consejero de Aguas del Cabildo tinerfeño, Jesús Morales, quien afirmó que “donde se han llevado a cabo las actuaciones del Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF) no tiene por qué volver a pasar lo sucedido en 2002. En las zonas donde hemos actuado estamos muchísimo mejor preparados”, afirmó.

“Si se reproducen las lluvias con la misma intensidad, evidentemente, habrá escorrentías por las calles y agua circulando por los barrancos, pero con las medidas efectuadas desde la red hidrográfica, y otras complementarias de los ayuntamientos en conectores así como en todos los planes generales de ordenación de los municipios, se ha minimizado el riesgo. Las infraestructuras básicas como el suministro de energías y las autopistas estarán operativas en todo momento”, añadió el gerente del CIATF, José Fernández.

[/apunte]