sucesos >

El hombre que apuñaló a otro en Vecindario por drogas se declara culpable y acepta 10 años de cárcel

EFE | Las Palmas

El hombre que apuñaló a un ciudadano nigeriano en 2010 en una vivienda de Vecindario (Gran Canaria) a la que había acudido a comprar droga se ha declarado hoy culpable de homicidio ante la Audiencia de Las Palmas y ha aceptado la condena de 10 años de cárcel propuesta por el Ministerio Fiscal.

El procesado, Joan X.P.T., en prisión provisional por esta causa desde mayo de 2010, se enfrentaba en principio a una pena de 16 años de cárcel por un delito de asesinato, pero durante la vista oral celebrada hoy la Fiscalía ha rebajado los cargos a homicidio y ha propuesto definitivamente una pena de 10 años de prisión.

Junto a Joan X.P.T., también estaban imputados en la causa Valentine C., sierraleonés y en prisión provisional desde abril de 2010, para quien el fiscal pedía inicialmente una pena de cinco años de cárcel por un delito contra la salud pública, que finalmente ha rebajado a tres años de prisión.

Para Sergio P.S., un tercer procesado por un delito de encubrimiento, que permanecía en libertad después de haber estado en prisión preventiva entre el 5 de mayo y el 14 de diciembre de 2010, el fiscal ha rebajado a la pena mínima de seis meses la de dos años de cárcel que solicitaba inicialmente.

Las defensas de los tres acusados han aceptado las conclusiones definitivas del fiscal, después de que sus defendidos hayan admitido ante el tribunal los hechos que se le imputaban.

Joan X.P.T. ha confirmado a la sala que dio hasta cinco puñaladas al fallecido, Okwadike E., el pasado 24 de abril de 2010 en la vivienda que la víctima compartía en Vecindario junto a Valentine C., a la que había acudido en un vehículo que conducía Sergio P.S. para comprar cocaína.

Según el relato definitivo del fiscal, durante esa transacción se originó una discusión en la que Joan X.P.T. empuñó un cuchillo que podría encontrarse en la vivienda previamente a su llegada y le asestó a la víctima, “con inequívoco ánimo de darle muerte”, una primera puñalada letal en el pecho que le atravesó el corazón.

Cuando Okwadike E. se dio la vuelta para tratar de huir, Joan X.P.T. le infligió otras cuatro puñaladas por la espalda, también mortales, que provocaron que falleciera a los pocos minutos a escasos metros de su casa.

Sergio P.S., que esperaba a Joan X.P.T. frente al portal al que le había conducido en su coche, se prestó a facilitarle la huida del lugar y llevarlo a su casa después de que éste le confiase, ensangrentado y esgrimiendo un cuchillo, que había apuñalado al fallecido.

Después de que el tribunal haya dejado visto para sentencia este caso, el abogado de Sergio P.S. ha manifestado a los periodistas que su patrocinado, al que en la instrucción del caso se acusaba de un delito de asesinato, otro contra la salud pública, otro de robo y otro de encubrimiento, no colaboró con Joan X.P.T., sino que lo llevó a su casa porque “temió por su vida”.

El letrado ha afirmado que posteriormente, Joan X.P.T. llegó a amenazar de muerte a su defendido en un escrito que consta en el procedimiento.

Por su parte, el abogado de Valentine C., ha considerado que el resultado del juicio ha sido satisfactorio para su defendido, al que se le imputa un delito contra la salud.

El letrado ha destacado que aunque su defendido, que podrá quedar en libertad por haberse rebajado su pena, ha sufrido una tragedia, al haber perdido “en este incidente lamentable” a su compañero de piso.

En concepto de responsabilidad civil, el fiscal ha concluido que Joan X.P.T. deberá indemnizar al representante legal de la familia del fallecido la cuantía que determine, con fecha de sentencia firme, la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, sólo en el caso de que éste acredite tal condición, que, según ha admitido en la vista de hoy, no tiene en la actualidad.