cámara > prospecciones petrolíferas

El Parlamento canario rechaza, “en estos momentos”, los sondeos

YAZMINA ROZAS | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El Parlamento canario rechaza, “en estos momentos”, los sondeos de petróleo en las aguas que circundan al Archipiélago. Los grupos nacionalista, socialista y mixto votaron ayer a favor de paralizar el expediente estatal en esta materia y rechazaron que se concedan permisos sin consenso social y político.

La Cámara regional debatió ayer la comunicación del Gobierno en relación con los permisos de investigación de hidrocarburos en la aguas próximas a Canarias. Justo una hora antes, el presidente del Ejecutivo regional, Paulino Rivero, se reunió con el presidente de Repsol, Antonio Brufau, a quien le “he dicho que no al petróleo”, indicó en el debate parlamentario. Argumentó que sería “hipotecar el futuro de Canarias” por algo coyuntural que, además, no traería beneficios a las Islas.

Un largo debate en el que los grupos fijaron sus posturas. Mientras que el nacionalista, socialista y mixto justificaron su rechazo a estas prospecciones, con matices desde cada grupo, el popular se mostró a favor. El portavoz del PP en esta materia, Miguel Cabrera, abogó por eludir “el camino de los conflictos” y consensuar “que se averigüe qué hay ahí y que participemos en ello, tanto el Estado como Canarias”, apuntó. En el marco de este debate, el presidente del Centro Canario Nacionalista (CCN), Ignacio González, protagonizó un momento de tensión con el portavoz del PSC, Manuel Fajardo, al sentirse aludido cuando el socialista calificó de “excelentísimo estúpido” a quien considerara ese debate de “estúpido e irresponsable”.

Con 33 votos en contra y 21 a favor, el pleno rechazó las propuestas de resolución del PP y aprobó, por mayoría, la de los grupos que apoyan al Gobierno, que la presentaron de forma conjunta. El grupo mixto decidió retirar la suya y sumar su apoyo a la de los nacionalistas y socialistas, para “facilitar un acuerdo lo más claro y amplio posible”, indicó el portavoz del grupo, Román Rodríguez.

Imagen de la presidenta de CC, Claudina Morales, con una pegatina en contra de las prospecciones, ayer durante el pleno de la Cámara regional. / DA

En esta propuesta, el Parlamento expresa que, desde el punto de vista económico, los riesgos son muy elevados para la industria turística, la riqueza marítima y la pesca. Y que, por tanto, “no se dan las condiciones, en estos momentos, para que se realicen actividades de prospecciones, exploración y producción de petróleo o gas en las aguas que circundan el Archipiélago”.

En el texto se insta al Ejecutivo regional a promover “las acciones de negociación con el Gobierno de España, y las legales que fuesen necesarias”, contra el intento de convalidación del real decreto de 2001, “paralizando y archivando dicho expediente”.

La Cámara pide también que el Estado abra un proceso de diálogo “de forma directa y en el marco de la Unión Europea” para recabar información sobre las autorizaciones para prospecciones que tiene Marruecos.

La propuesta aprobada considera que “no debe de ponerse en marcha iniciativa alguna sin el acuerdo social y político” de las instituciones canarias.

El Parlamento insta al Gobierno regional, en el marco de sus competencias, a emprender acciones para defender el medio ambiente de las Islas. Considera, además, que Canarias debe centrarse en el desarrollo de las fuentes energéticas limpias y renovables.

Cabrera argumentó el rechazo de los populares a la propuesta de nacionalistas y socialistas en que “causa grave perjuicio” a Canarias porque la negativa a las prospecciones supone una oportunidad perdida para la industria de las Islas y para la creación de empleo. Señaló además que la comunidad no tiene competencias en la autorización de las prospecciones, a lo que añadió que “si quiere ir a los tribunales, que vaya. Nosotros nos defenderemos y defenderemos las competencias que tiene el Estado”.

Cabrera criticó que el resto de grupos no aceptase la propuesta del PP de que en la reforma del Régimen Económico y Fiscal (REF) se establezca una participación para Canarias en los ingresos que puedan obtenerse.

Socialistas y nacionalistas cuestionaron, mientras tanto, la prisa de Repsol y el Ministerio de Industria, Energía y Turismo en iniciar estos sondeos. “Tiene una explicación, relacionada con el anuncio de una nueva normativa europea sobre esta materia, que costaría 120 millones a Repsol”, indicó Fajardo.

[apunte]

Repsol acepta un reparto del negocio

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, afirmó que “por nuestra parte no hay ningún inconveniente” en que Canarias pueda tener algún tipo de participación económica en las prospecciones petrolíferas, a lo que apuntó que esto dependerá de la comunidad.

Brufau se expresó ayer así tras la reunión que mantuvo con el jefe del Gobierno regional, Paulino Rivero. El presidente de Repsol le expuso a Rivero que el proyecto “no tiene ningún riesgo medioambiental” para las Islas y que se puede complementar con la actividad turística, sin perjuicio para este sector.

Antonio Brufau señaló que la empresa respetará todo lo que se diga desde Europa, España y Canarias y que no va a hacer nada “en contra de los intereses de la sociedad canaria”. Apuntó que quieren hacer ver a los canarios la importancia de este proyecto, que crearía “muchos” puestos de trabajo y una fuerte industria en las Islas. El presidente de la petrolera explicó que, de concederse las autorizaciones, las exploraciones comenzarían en dos años, como mínimo. “No es de hoy para mañana, hay que planificar qué podemos hacer para sacarle el máximo partido a una inversión que nos interesa que se quede residenciada en Canarias”, apuntó. Indicó que Repsol estima una inversión media de más de 9.000 millones de euros para todo el proyecto, que tendría una vida de entre 20 y 25 años.

[/apunte]