méxico >

Encuentran una cueva utilizada como cementerio clandestino con los restos de 167 personas

EUROPA PRESS | México

El propietario de un rancho cerca de la comunidad de San Juan Carrizal, en el municipio de Frontera Comalapa, estado de Chiapas ha encontrado una cueva que ha sido utilizada como cementerio clandestino con los restos de 167 personas, según ha informado este sábado el diario ‘Proceso’. Los restos humanos, presumen las autoridades, podrían llevar varios años sepultados.

Durante la noche del viernes, un funcionario de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) confirmó que el operativo se había desplegado esa misma tarde después de recibir un aviso del propietario del rancho Nuevo Ojo de Agua, a unos 18 kilómetros de Guatemala.

La Fiscalía estatal mexicana cree que estos 167 osamentas humanas tienen una antigüedad de unos 50 años en una cueva del estado de Chiapas, en el sureste de México.

La Procuraduría General de Justicia de Chiapas detalló en un comunicado que en algunos casos “los cráneos se encuentran completos mientras que en otros se hallan fracturados, pero en todos ellos presentan una elevada sensibilidad ya que al tocarlos se quiebran con facilidad”.

La cueva se encuentra en el rancho Nuevo Ojo de Agua, en el municipio de Frontera Comalapa, a 350 kilómetros de Tuxtla Gutiérrez, capital de Chiapas.

Los peritos “realizan las diligencias para determinar el sexo, edad y causas de muerte de cada uno”, añadió la Fiscalía chiapaneca.

El propietario del rancho realizó el hallazgo cuando buscaba a una vaca de su manada y al entrar en la cueva encontró decenas de cráneos, denunciando el hallazgo a la Policía.

Efectivos de la Marina, la Policía estatal y municipal y agentes de la PGJE, se han desplazado al lugar. Peritos de la PGJE entraron a la cueva, que tiene una profundidad de seis metros y extrajeron en bolsas cientos de huesos de los que al parecer 130 corresponden a cráneos humanos adultos.

La fosa se encuentra en una ruta de San Juan Carrizal utilizada por inmigrantes indocumentados que intentan burlar a las autoridades fronterizas y los puestos de control del Ejército y la Policía, por lo que se cree que los restos hallados podrían corresponder a desaparecidos centroamericanos. Es una de las más de 20 rutas que utilizan los ‘polleros’ para pasar a los inmigrantes.

“El lugar donde está la cueva se ubica a unos diez kilómetros delante de la comunidad Santa Rosa (antiguo excampamento de refugiados guatemaltecos)”, ha explicado de forma extraoficial un funcionario del ayuntamiento local.

En el comunicado de la Fiscalía estatal añadió que hasta el momento no se descarta ninguna hipótesis.