sucesos >

Entrega una pistola de balines en Urgencias “para no hacerse daño”

T. F. | Santa Cruz de Tenerife

Los hechos tuvieron lugar poco antes de las dos de la tarde en el Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Canarias (HUC), al que acudió una joven pareja: él era el protagonista y ella, comprobado que no se había arrepentido, se marchó del lugar. Porque el motivo era que lo ayudaran a recuperarse de las ideas suicidas que, dijo, le rondaban por la cabeza. Por eso no dudó en mostrar un arma corta de color negro de la que se quería deshacer.

Los que le atendieron alertaron inmediatamente a la Seguridad del HUC, uno de cuyos miembros guardó el arma hasta la llegada de los efectivos del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), alertados ante semejante suceso. El arma en cuestión resultó ser de fogueo, aunque podía ser utilizada con balines como los que portaba el joven, y que también entregó al guardia sin mayor problema.

Fuentes extraoficiales explicaron a este periódico que el joven aseguró a los facultativos que actuaba así “para no hacerse daño”.

Ahora ya se encuentra en manos de especialistas en Psiquiatría.