cd TEnerife > la actualidad

García Tébar: “No soy manipulable”

Andrés García Tébar salió al paso de los últimos rumores, que hablan de desunión dentro del cuerpo técnico chicharrero. / SERGIO MÉNDEZ

JOSÉ ANTONIO FELIPE | Santa Cruz de Tenerife

“He llegado aquí con el consentimiento del presidente, del consejo de administración y del director deportivo, que apostó por mí y le estaré siempre agradecido, pero de ahí a que Andrés García Tébar sea un entrenador manipulable… Decir eso es querer hacer daño”. Claro y conciso se mostró ayer Andrés García Tébar a la hora de explicar los últimos acontecimientos en torno al vestuario blanquiazul.

El entrenador del Tenerife quiso despejar toda duda de su independencia y también negó cualquier tipo de mala relación con Pedro Cordero, director deportivo del club: “La reunión del jueves se la pedí yo, todos estamos en el mismo barco y queremos sumar. No es nada anormal que el director deportivo se reúna con los jugadores. Él fue el que hizo el equipo y trajo a los jugadores, y el nivel de compromiso de los futbolistas con él es mayor, porque fue Pedro quien los fichó”.

También indicó que Manolo Sánchez es “una persona extraordinaria y un segundo magnífico. Sé que él es un técnico que se fijó en mi manera de trabajar”. Además, para zanjar del todo este asunto, reiteró que “en mi parcela no entra absolutamente nadie. Tengo toda la autoridad, y que nadie tenga ninguna duda. Eso es innegociable, y si me pasa, me marcho a mi casa. Le pedí al director deportivo que hablara con la plantilla, y es que se trata de trabajar en equipo y de sumar. Queremos que todo sea positivo”, indicó.

Además, admitió que tras la última derrota están pasando “los peores días hasta el momento, personal y colectivamente. No tenemos demasiado tiempo para lamentarnos, los tres puntos del partido ante el Sanse ya no van a volver. Son dos partidos sin marcar un gol en casa, y nos hemos dejado cuatro puntos muy valiosos. Para mí son los peores días que he pasado”.

Centrado en el partido de mañana, advirtió sobre el mal estado del césped de Butarque con el que tendrán que tener cuidado “sobre todo con las cesiones al portero”.

Además señaló que su equipo “no puede volver a perder”, con un colista como el Leganés porque “las clasificaciones están para algo”.

[apunte]

Chechu Flores, casi un mes de baja

Se confirmaron los peores presagios. Chechu Flores deberá estar “entre tres y cuatro semanas de baja”, tras diagnosticársele ayer una “rotura muscular en la zona de los isquiotibiales de la pierna izquierda”. Ya el pasado jueves el jugador había manifestado que sus sensaciones Lo eran nada positivas y que sentía “bastante dolor” en la zona afectada, pero confiaba en poder mejorar de cara al encuentro de Leganés. El interior fue sometido a una “ecografía músculo esquelética en la zona donde presentaba molestias, confirmando el diagnóstico”.

Tras conocerse la lesión, Andrés García Tébar fue cuestionado por este nuevo imprevisto en forma de lesión al que el entrenador manchego prefirió no dar demasiada importancia. “Entrará Cristóbal en su lugar, seguro, y probablemente quizá haya un cambio más. Chechu tiene una rotura de fibras. Como mínimo estará de baja unas cuatro semanas. Rubén Rosquete puede entrar en la convocatoria, claro que sí”,dijo Tébar.

Precisamente Rosquete compareció ayer ante los medios para confirmar que está “totalmente disponible” para el técnico y que en su día sufrió “un simple desmayo” que ya está “del todo pasado”. El delantero icodense consideró que “las sensaciones han sido bastantes buenas”, y que se ve “bien físicamente y espero estar citado para el partido frente al CD Leganés”, finalizó.

[/apunte]

Hoy, último entrenamiento, lista y desplazamiento

La primera plantilla se ejercitará a partir de las 10.00 horas de hoy sobre el césped del Heliodoro, posteriormente se dará a conocer la lista de convocados para el partido de mañana y se desplazarán hasta el aeropuerto de Los Rodeos para volar hasta Madrid. Una vez en la capital de España, a la que llegarán sobre las 19.00 horas, se dirigirán hacia su hotel de concentración.