ENTREVISTA EXCLUSIVA > HENRIQUE CAPRILES RADONSKI

Henrique Capriles: “Hay que detener inmediatamente las expropiaciones”

Capriles ha logrado consolidar una carrera política brillante, sin perder ninguna de las elecciones a las que se ha presentado. / HAROLD ESCALONA (EFE)

DAVID SANZ | Santa Cruz de La Palma

Su imagen contrasta con la del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que está recuperándose en Cuba de una segunda intervención para atajar el cáncer que padece.

Joven, vestido siempre de sport, con una marcada complexión atlética, Henrique Capriles Radonski es la persona en la que una cantidad muy importante de venezolanos han puesto todas sus esperanzas para tratar de pasar página a la era de Chávez. En las elecciones primarias, que se celebraron el pasado mes de febrero, Capriles logró arrasar frente al resto de los candidatos opositores que se presentaron para la difícil tarea de superar ese poder muy personalista y de tintes casi mesiánicos, que con el tiempo ha abierto una falla que divide la sociedad venezolana.

El discurso de Capriles, que desde que ha sido elegido candidato ha tenido que escuchar del presidente descalificaciones como cochino o majunche (mediocre), es de corte integrador. Un temple cosechado gracias a una larga carrera política que, pese a su juventud -tiene 39 años- le ha llevado por distintos puestos de responsabilidad. Desde 2008 es gobernador de Miranda, el segundo estado más poblado de Venezuela. Y, ahora, afronta la que será, sin duda, la carrera política más difícil, que tiene como meta las elecciones del próximo siete de octubre. Un camino que será, también, muy complejo para el presidente Chávez, que no solo tendrá que bregar contra el rival político probablemente más fuerte con quien se ha medido, sino también contra el desgaste de su imagen y su cuerpo, tocado por la grave enfermedad que padece.

Unas elecciones que tendrán un seguimiento muy especial en Canarias, dado el estrecho vínculo que une al Archipiélago con Venezuela. Esta razón fue decisiva para que el equipo de Capriles acogiera con celeridad y entusiasmo la propuesta de entrevista que le realizó este periódico.

-Usted propone un camino para Venezuela en su campaña, ¿cuáles serían las coordenadas que marca este camino?

“El camino que proponemos es el camino del progreso, que las condiciones de las personas cuando nacen no determinen su destino, que las oportunidades sean para todos por igual: garantía de acceso a la educación, salud, empleo y calidad de vida”.

-En su discurso habla del cambio, pero no suele referirse a su rival, el presidente Hugo Chávez, quien por el contrario le reta, por no decir que le provoca, continuamente desde su tribuna, en algunas ocasiones descalificándolo. ¿Es una estrategia o, sencillamente, no es el momento de afrontar el cara a cara?

“Nuestro pueblo está cansado de la confrontación y del personalismo; no nos detenemos a pelear con nadie porque nuestro epicentro es trabajar y ganarnos la confianza de todos los venezolanos”.

La solución a la inseguridad pasa por favorecer el acceso a la educación”

-Como único candidato opositor aspira a cerrar el ciclo de gobierno que abrió en 1999 Chávez. ¿Qué balance hace de esta larga etapa?

“En Venezuela se hizo un diagnóstico social importante, pero tenemos 13 años gobernados por una persona que se dedica más a hablar que a trabajar y eso debe cambiar”.

-Usted defiende un modelo social, sin embargo desde el Gobierno de Venezuela le acusan de defender los intereses de la sociedad burguesa y no de la clase trabajadora.

“Nosotros creemos en el trabajo en equipo, creemos que es importante construir una Venezuela en donde no importe el color de tu partido ni la manera de pensar para tener una oportunidad de crecimiento. En eso creemos y a eso nos debemos, lo hemos demostrado con hechos durante nuestra experiencia gobernando”.

-Ha dicho en más de una ocasión que su modelo socioeconómico es Brasil. ¿Es viable en Venezuela un modelo que genere riqueza y a la vez bienestar social?

“Venezuela es un país repleto de oportunidades. Los recursos naturales que poseemos representan una forma de apalancar al país hacia el progreso. No solo el petróleo, sino todos los recursos con los que contamos, si son aprovechados eficientemente, pueden convertirse en bienestar para el pueblo”.

-Usted es gobernador de Miranda, ¿su Gobierno de Venezuela estaría inspirado en el modelo ejecutivo que ha llevado a cabo en este Estado?

“Sin duda, en Miranda hemos demostrado que vinimos a gobernar para todos por igual, y que es posible, pese a los obstáculos presupuestarios que nos quisieron imponer, mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo. Vinimos a demostrar la nueva forma de hacer política, en la que involucramos a todos, ahora no se trata de personalismos, ni de caudillismos”.

-En política internacional, ¿cambiará la relación de Venezuela con países como Cuba o con Irán? ¿Tiene previsto modificar la estrategia internacional de Venezuela?

“Nuestro Gobierno se dedicará a cumplir con lo que la Constitución establece y prevalecerá el respeto por nuestra soberanía y el principio de reciprocidad en las relaciones que establezcamos. Todas las relaciones contarán con nuestro impulso, siempre y cuando signifiquen progreso para nuestro pueblo y no estén fundamentadas en descuentos sustanciales en la factura de petróleo venezolano”.

Tengo muchos amigos canarios; son muy cálidos, familiares y, sobre todo, muy trabajadores”

-Una de las principales preocupaciones de los venezolanos es la inseguridad que, además, lacra la imagen del país en el exterior. ¿Qué propone para resolverla?

“Existen medidas a corto, medio y largo plazo. Toda solución pasa por fortalecer y garantizar el acceso a la educación de nuestros niños y jóvenes, por mejoras en el retardo procesal en las cárceles y porque los recintos penitenciarios sean centros de rehabilitación y no espacios de ocio y planificación de delitos. Nuestra propuesta está dirigida a proteger y garantizar la vida, la integridad personal y los bienes de todos los venezolanos. Sin importar la zona del país donde vivan ni la condición social de nuestro pueblo”.

Henrique Capriles concentra el poder de la oposición en Venezuela al presidente Chávez. / DAVID FERNÁNDEZ (EFE)

-Desde el exterior, llama mucho la atención que un país con tanta riqueza natural como Venezuela, siendo un gran productor de petróleo, no se vea reflejado en el nivel de vida de la sociedad. ¿Cuál es la razón de este desequilibrio y qué cabe hacer para superarlo?

“Para impulsar el desarrollo de Venezuela debemos ver el petróleo como una palanca que nos permita crecer en otros ámbitos. Nosotros creemos en la generación de empleos de calidad como respuesta a la pobreza; hay que incentivar la inversión nacional e internacional para generar puestos de empleo, y propiciar un clima de confianza para que los emprendedores se sientan motivados. El Estado como orientador y no controlador. Creemos también que la educación juega un papel protagónico en el desarrollo de un país, y vamos a trabajar para que todos los niños venezolanos tengan educación y especialmente para que ésta sea de calidad”.

-¿Cómo ve los procesos de nacionalización de Chávez?

“Hay que detener inmediatamente las expropiaciones y evaluar cada una de las situaciones de quienes han sido afectados por esta política para poder tomar las acciones necesarias. Nosotros respetamos el trabajo de los venezolanos, sus logros, y estamos decididos a impulsarlos para que seamos un país en desarrollo, un país progresista”.

-Un problema que preocupa a los canarios que están en Venezuela son la expropiación de tierras y de empresas, como ocurrió el año pasado con Agroisleña. ¿Cambiará esa política?

“Repetimos, detendremos las expropiaciones para evaluar cada uno de los casos. No todos los casos pueden ser tratados de igual manera, sin duda”.

-El Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero cifra en más de 170.000 los españoles que viven en Venezuela, de los que más de 62.000 son de origen canario. ¿Conoce muchos?, ¿qué imagen tiene de ellos?

“Tengo muchos amigos canarios, son muy cálidos, familiares, y, sobre todo, muy trabajadores. Quieren a nuestro país como a su propia tierra y han dado grandes aportes para el desarrollo de Venezuela”.

-Para muchos canarios, Venezuela es su segunda patria. Aquí incluso hay quienes la llaman la Octava Isla. Usted es también hijo de emigrantes. ¿Venezuela sigue siendo ese país acogedor con los que tienen que salir de su patria?

“Venezuela es un país que brinda grandiosas oportunidades; no me canso de decir que con voluntad política se harían grandes cosas”.

-En Canarias hay una gran comunidad de venezolanos, ¿qué mensaje le quiere trasmitir?

“Que a partir del 7 de octubre de 2012 empezaremos a darle muchas razones para que regresen al país y se sumen al autobús del progreso, a la fuerza del cambio. Les recordaría la importancia de su participación en los procesos electorales desde la entidad que les corresponda y los invitaría a estar atentos con cada uno de los acontecimientos y logros que vayamos obteniendo a lo largo de este año y a inicios del 2013”.

[apunte]

Más de cerca

Trayectoria política. Con 25 años fue diputado al Congreso y el más joven presidente de la Cámara de Diputados y vicepresidente del Parlamento. En el año 2000 fue elegido alcalde del municipio Baruta, hasta que en 2008 se puso al frente del Estado de Miranda.

Orígenes. Descendiente de emigrantes judíos, que salieron de Polonia huyendo de los nazis, su familia posee negocios en la construcción y Cinex, la cadena de cine más grande del país.

Situación. Estudió Leyes en la Universidad Andrés Bello, está soltero y se confiesa católico y mariano.

[/apunte]