economía >

Ibercaja se suma al interés de La Caixa por unirse a Banca Cívica

El presidente de CajaCanarias, Álvaro Arvelo (segundo por la izquierda), en una imagen de archivo. / DA

D. N. M. | Santa Cruz de Tenerife

Fuentes de CajaCanarias ilustran el proceso de negociaciones de Banca Cívica con la imagen de la erupción volcánica en El Hierro. “Sabemos que va a explotar pero, a fecha de hoy, desconocemos dónde”, comentaron ayer desde la entidad.

Después de que el martes 13 la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) recibiera la comunicación oficial de los contactos entre Banca Cívica y CaixaBank, se han intensificado los movimientos sísmicos en el escenario de la reestructuración financiera impulsada por el Gobierno.

Ibercaja (Aragón y La Rioja) dio ayer un paso al frente al tender una mano a la plataforma formada por Caja Navarra, CajaCanarias, Caja Burgos y Cajasol. “Nos gustaría y sería interesante un acuerdo de integración con Banca Cívica”, reconoció en Pamplona el directivo Severino Martínez en unas declaraciones transmitidas por Europa Press.

La alianza con La Caixa es una “más de las opciones que estamos analizando”, resaltaron desde Banca Cívica. De hecho, como alternativa a esa hipotética fusión, Banca Cívica también coquetea con la vasca Kutxabank (BBK, Kutxa y Vital, las tres cajas que en enero traspasaron su negocio financiero). Esta sería una solución de emergencia porque no es la preferida por la presidencia del grupo bancario en el que participa CajaCanarias. Básicamente, por temor a las “interferencias” políticas del Partido Nacionalista Vasco.

De fraguarse el matrimonio, la unión entre Banca Cívica y La Caixa alumbraría el primer operador nacional por volumen de activos. Como consecuencia de ello, el BBVA quedaría relegado al segundo lugar.

Según los datos disponibles, CaixaBank contaba al cierre del ejercicio de 2011 con unos activos de 270.425 millones y Banca Cívica superaba los 72.190 millones.

Tras su fusión con Unnim (Caja Manlleu, Caja Sabadell y Caixa Terrasa), BBVA suma 338.000. Mientras, el Santander gestiona 337.000 millones de euros. La capitalización bursátil de Banca Cívica-CaixaBank rondaría los 13.700 millones.

La reconversión de las cajas debe culminar en abril. De ahí que la corporación catalana acelere los trámites para revisar las cuentas de Banca Cívica. “Se trata de averiguar si hay encaje en la estructura de CaixaBank”, detallaron las fuentes consultadas.

Aunque, públicamente, los portavoces de Banca Cívica desvinculan este procedimiento de las exigencias de provisión y capitalización, en privado admiten que será “prácticamente imposible” cubrir en solitario unas necesidades extra que rebasan los 2.000 millones de euros. “El asunto está en manos de los técnicos”, dicen desde Banca Cívica. “No hay ninguna novedad. Se está trabajando sobre las cifras recogidas la semana pasada y se ultiman informes para cruzarlos. Si los trabajos terminan hoy [ayer], este viernes habría una reunión para definir la estrategia. Pero a esta hora no parece probable”.

El terreno ya está allanado.