sucesos >

Explosionan una granada cerca de la playa de Troya

FOTOS: NICOLÁS DORTA – EFE

NICOLÁS DORTA | Adeje

Un amplio dispositivo de seguridad perturbó ayer un apacible día de playa para cientos de turistas en Costa Adeje, justo en el límite de Playa de Las Américas, en Troya, donde un bañista que practicaba submarinismo encontró el día antes una granada de mortero de 81 milímetros, a poca profundidad, encallada en unas rocas.

La Policía Nacional cercó las inmediaciones de la playa de Troya para que se procediera a la explosión controlada del artefacto, operativo que duró varias horas y fue efectuado por la Unidad de Buceo del Mando Naval de Canarias, y donde colaboró desde el mar la Guardia Civil, con una embarcación de vigilancia y una zodiac.

También estuvo presente la Policía Local de Adeje y la Policía Autonómica, en labores de control para que ningún espectador cruzara el perímetro.

Se ordenó desalojar sobre las 15.30 de la tarde las dos primeras plantas de los locales comerciales colindantes, la parte del paseo marítimo afectada y alrededores.

La explosión se produjo debajo del mar, leve, concisa y sin riesgo alguno para la población, aunque había que tomar medidas por el desconocimiento de la onda expansiva, según comentó a este periódico un mando de la Policía Nacional.

El artefacto fue explotado mediante control remoto, desde le límite de la playa a través de unos cables y con una boya como referencia.

Se desconoce el origen y el tiempo que lleva esta granada debajo del mar. Se está analizando y podría ser militar, producto de unas maniobras. Los vecinos y turistas se mostraron en todo momento colaboradores con las fuerzas de seguridad mientras permanecían expectantes ante esta explosión, que se quedó en poca cosa.