guía de isora >

La cofradía pide a Pesca que retenga el fusil a los furtivos

Litoral de Alcalá, en Guía de Isora, núcleo principal de pescadores de la cofradía Nuestra Señora de la Luz. | DA

VICENTE PÉREZ | Guía de Isora

La cofradía de pescadores Nuestra Señora de La Luz, con sede en el núcleo isorado de Alcalá, ha mostrado su insatisfacción con la actuación de la Viceconsejería de Pesca con respecto a la persecución de las capturas ilegales.

En concreto, este colectivo de marineros asegura que, mientras la Guardia Civil ha intensificado “con éxito” sus intervenciones contra el furtivismo, el Servicio de Inspección Pesquera del Gobierno canario “les devuelve a muchos reincidentes los fusiles” de los que se han incautado los agentes estatales, “sin resolver los expedientes sancionadores”.

Así lo ha manifestado a este periódico el patrón mayor de la cofradía isorana, Cristo Jiménez, quien recuerda que la competencia inspectora en aguas interiores (es decir, aquellas más próximas a la costa, delimitadas por las líneas rectas entre los puntos más salientes del litoral) es de la Comunidad Autónoma.

“Los fusiles se los quita a los furtivos la Guardia Civil porque los agentes entienden que es un arma peligrosa, y sabemos que inmediatamente se los devuelve la Viceconsejería a los infractores, con lo que vuelven a usarlos”, abunda Jiménez.

Los pescadores legales no comparten el argumento que -según aseguran- han alegado funcionarios de este organismo autonómico, en el sentido de que no pueden retener un bien que es propiedad de terceros. Esto supone, según la cofradía, que la “excelente” labor contra el furtivismo que está desarrollando la Benemérita luego no se vea completada por la del Gobierno canario, “que deja mucho que desear”, en palabras del portavoz de la cofradía.

Jiménez aclara que sus críticas no van dirigidas a los inspectores de la Viceconsejería, “que están muy cualificados, sino a quienes les dan las directrices y los tienen maniatados” y, en concreto, pidió la dimisión del jefe del Servicio de Inspección Pesquera de este organismo.

El patrón mayor subraya que en el último mes la Guardia Civil ha llevado a cabo de forma efectiva un control de las prácticas ilegales de pesca y ha cogido in fraganti a numerosos pescadores clandestinos, algunos con más de 50 kilos de lapas y pescado, capturados tanto con fusil como con trasmallo.

Por ello, la cofradía “felicita” a esta fuerza de seguridad estatal, y, también, al nuevo subdelegado del Gobierno, Guillermo Díaz Guerra, a quien Jiménez le ha trasladado incluso “documentación sobre reincidentes en furtivismo”. “Con este subdelegado se ha producido un cambio magnífico en la inspección pesquera”, resalta el patrón mayor.

Desde esta asociación de marineros se insiste en que “todos tenemos que luchar contra la pesca furtiva para que sea sostenible, porque a este ritmo de esquilmación, en cinco años no habrá pescado ni para los profesionales ni para los recreativos”.

“El furtivismo se agudizó con la crisis económica”, según reconocen los marineros de Alcalá, pero denuncian que la comercialización de este pescado fuera de los cauces reglamentarios les hace competencia desleal, al venderse más barato y sin las etiquetas que garantizan los adecuados controles sanitarios y de tamaño de los ejemplares capturados.

La patrullera

Una de las revindicaciones que llevan tiempo planteando los pescadores de la cofradía de Nuestra Señora de la Luz es que el puerto de Playa de San Juan sea la base permanente de una patrullera de la Guardia Civil. Un objetivo al que no renuncian estos pescadores.

“Vamos a poner todos los medios para que la Guardia Civil tenga todas las facilidades para atracar su patrullera en este puerto”, enfatiza el patrón mayor, quien recuerda que éste fue uno de los puntos tratados en mayo del pasado año en una reunión específica celebrada en la Subdelegación sobre el furtivismo con el anterior subdelegado del Gobierno, José Antonio Batista; el alcalde de Guía de Isora, Pedro Martín; y el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Ricardo Arranz, entre otros asistentes.