La columna Churchill > Tinerfe Fumero

¡Ay, puerto de Granadilla!

La ubicación del aeropuerto de Los Rodeos y la presa de Los Campitos son los dos mejores ejemplos que ofrece Tenerife a la hora de comprobar la necedad de las autoridades que ignoran a los técnicos para imponer sus intereses particulares al bien común. El futuro puerto de Granadilla tenía visos de sumarse al grupo… y mantiene sus posibilidades.

¿Sin ‘baipás’ no hay instalación?

Muchos de los que se oponen a este proyecto en el Sur justifican tal rechazo al temor a que el puerto acabe con las playas del lugar, ya que se interrumpiría el flujo de arena. Ello impulsó, tanto desde las autoridades españolas como europeas, un sistema de baipás (by-pass, si lo prefieren en inglés) que recogiese esa arena y la devolviera a su dirección natural. Si obtuvo galones el baipás que Bruselas y Madrid lo pusieron como requisito previo a las obras…

Resulta que es un tranque

En estas llegó Antonio Machado al Observatorio Ambiental de Granadilla (cuya creación es otra exigencia previa). Y mandó parar, porque advirtió que el dichoso baipás tenía pinta de tranque. Ahora, informes realizados por técnicos de Cantabria y de Gran Canaria coinciden en que tal medida es inútil, porque los datos con que se contaban no se ajustan a la zona del futuro puerto. Y lo peor es que, aunque se ofrecen alternativas, los cántabros (cuyo documento es el encargado por el Observatorio) piden observar el lugar un lustro o una década más para calcular mejor la interacción de las avenidas en el proceso.

Hay alternativas, pero…

Sin embargo, se ofrecen tres alternativas al fiasco del baipás. No hacer nada y ver qué pasa, coger la arena del Barranco del Río o sacarla del mar. Ya, pero ¿y los papeles? ¿Habrá que ir a Madrid y a Bruselas otra vez, o se correrá el riesgo de que la Justicia frene de nuevo el proyecto? Luego dirán que la gente se opone por oponerse, y tal…