La Corte Penal Internacional declara culpable al ex líder rebelde congolés Lubanga de reclutar a niños soldado

EFE | La Haya

La Corte Penal Internacional (CPI) declaró culpable al ex líder rebelde congolés Thomas Lubanga de reclutar a niños soldado entre 2002 y 2003 en la República Democrática del Congo.

“La Fiscalía ha demostrado sin lugar a dudas que el acusado Thomas Lubanga es culpable del alistamiento de menores de 15 años en un conflicto armado”, concluyeron los jueces en la primera sentencia que emite esta corte desde su creación en 2002.

Tras el veredicto de hoy, los magistrados anunciarán la condena en una vista posterior, cuya fecha de celebración todavía no ha sido fijada.

La decisión, que ha sido tomada por unanimidad de los tres jueces del tribunal, también ha concluido que el acusado “sabía” y “era consciente” del delito de reclutamiento de menores para las filas de su grupo militar, el Ejército de Liberación de Congo, así como del conflicto armado en la región.

Los jueces también consideraron “probado sin lugar a dudas” que las fuerzas dirigidas por Lubanga reclutaban a niños y niñas para que intervinieran “activamente” en “hostilidades”, los alistaban en sus filas y le obligaban a realizar tareas domésticas y los “usaban” como guardias personales de seguridad.

En el caso de las niñas, las obligaban a ser “esclavas sexuales” de los comandantes, confirmaron los jueces, quienes recordaron que este cargo no estaba incluido en la acusación. El cargo de violación a niñas fue propuesto por la Fiscalía pero finalmente los jueces decidieron no incluirlo entre otros motivos para agilizar el proceso.

La Fiscalía dirigida por el argentino Luis Moreno Ocampo acusó a Lubanga de reclutar a menores de 15 años de la etnia hema en la región de Ituri (sureste), para luchar en el conflicto armado local entre esa etnia y la lendu, que se disputaban el control de las minas de oro en la zona.

La sentencia ha sido además crítica con la labor de la Fiscalía, que según la opinión de los jueces “no tenía que haber delegado sus labores de investigación en intermediarios” en la zona.

Según los magistrados, que rechazaron el testimonio de tres testigos por falta de credibilidad, el haber usado intermediarios aumentaba el “riesgo” de que los testigos, especialmente los ex niños soldado, fuesen susceptibles de manipulación.
La CPI investiga presuntos crímenes en Uganda, Sudán, República Democrática, Libia, Costa de Marfil y Kenia.

También ha abierto investigaciones preliminares en Afganistán, Georgia, Colombia, Guinea, Palestina, Honduras, Corea del Norte y Nigeria.