'caso cursos' >

La instrucción del ‘caso cursos de Turismo’ se originó en Bogotá

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Llevaban años y años con los mismos cursos de turismo en los hoteles de las Islas, pero no fue hasta que la Consejería de Interior de Bogotá (Colombia) alertó sobre el notable incremento de estudiantes matriculados en el centro de estudios de turismo Tejera Reyes cuando el Cuerpo Nacional de Policía (CNP) comprobó la legalidad de los mismos, desembocando en la instrucción de un sumario que, de momento, ha supuesto la imputación de más de una decena de ejecutivos hoteleros que ejercen su labor en Tenerife por su participación en lo que el CNP entiende como tráfico ilegal de extranjeros.

Así se desprende de la información facilitada este lunes desde el Ministerio del Interior, que confirma lo adelantado por DIARIO DE AVISOS a sus lectores, aunque reduce la implicación de los hoteleros de 14 a 12, además del principal encausado, que no es otro sino el responsable de la organización de estas prácticas.

En su comunicado, el CNP entiende que los imputados por el Juzgado de Instrucción número 4 de Arona utilizaban a ilegalmente a los extranjeros como mano de obra en establecimientos del ramo. Según el relato procedente de Interior, los interesados solicitaban visados de estudiantes para cursar un máster en gerencia turístico-hotelera que incluía clases prácticas en complejos del sur de Tenerife.

“Una vez realizadas las gestiones oportunas con los diferentes organismos oficiales competentes en la concesión de titulaciones académicas -detalla el comunicado oficial-, se logró averiguar que el mencionado curso no tenía carácter oficial, así como que el centro de estudios carecía de autorización para impartir dichas titulaciones. Además, los agentes pudieron constatar irregularidades en la documentación presentada para la concesión de visados”.

Además, la información oficial cifra en 16 las inspecciones de trabajo relacionadas con los hoteles objeto de la investigación, así como en 36 las supuestas víctimas, todas ellas ciudadanos extranjeros procedentes de países de Sudamérica que, engañados, habían solicitado realizar el falso máster en nuestro país. Sin embargo y tal y como ya relató este periódico, no todas las declaraciones de afectados avalan la versión oficial de que viajaron a Tenerife engañadas o se encontraban descontentas con el trato recibido, ya que algunos manifestaron su conformidad.

Como se adelantó en su día, los alumnos realizaban las prácticas a razón de 100 euros al mes más comida y alojamiento.

Tras la fase policial, llevada a cabo por el Grupo I de la Brigada Central de Redes de Inmigración de la Ucrif Central en colaboración con el Grupo I de la Ucrif de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Santa Cruz de Tenerife, llegó la imputación de los afectados, así como el registro domiciliario practicado al organizador de los cursos, en el transcurso del cual se intervinieron diplomas del centro de estudios investigado, material informático, novecientos cincuenta euros y documentación relacionada con los hechos denunciados ahora como ilícitos. Precisamente, sólo el organizador de los cursos ha estado detenido en el calabozo hasta que prestó declaración, quedando en libertad sin fianza pero con cargos tras hacerlo ante el títular del número 4 de Instrucción de arona, Nelson Díaz Frías. En la actualidad, se siguen realizando las prácticas en varios hoteles del Sur de Tenerife, tal y como confirman varios estudiantes.

[apunte]

Hasta las tres de la mañana en el juzgado

La instrucción del llamado caso cursos de Turismo, ha levantado enorme malestar en el sector turístico insular, dado que no entienden por qué la documentación utilizada durante años y años ha pasado todo tipo de controles, a la par que se reitera la buena fe de los ejecutivos implicados en la diligencia de la escuela Tejera Reyes, a quien un comunicado remitido por la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel) señala como única responsable en caso de comprobarse la existencia de alguna irregularidad. Eso sí, el respaldo de Ashotel y de la estatal AEHE a los ejecutivos imputados es plena y pública

Pero fue la necesidad de celebrar como prueba anticipada la toma de declaración de los alumnos al ser extranjeros lo que motivó que los ejecutivos imputados se vieran forzados a permanecer en el juzgado hasta las tres de la mañana.

[/apunte]