Islas Malvinas >

La UNASUR desaprueba que Reino Unido explore la costa de las Islas Malvinas

EUROPA PRESS | Buenos Aires

Los países miembro de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) han desaprobado este sábado que Reino Unido ejecute tareas de prospección y explotación de yacimientos petrolíferos de las Islas Malvinas, en señal de apoyo a Argentina a raíz del rebrote de la disputa por la soberanía del archipiélago con motivo del 30 aniversario de la invasión argentina que desató las tensiones bilaterales.

En una cumbre celebrada en Asunción (Paraguay), los cancilleres de los países que conforman el UNASUR se han opuesto “al desarrollo de actividades unilaterales británicas en la zona disputada que incluyen, entre otras, la exploración y explotación de recursos naturales renovables y no renovables de la Argentina”.

La denominada Declaración de Asunción reafirma el compromiso de la UNASUR de impedir que barcos con bandera malvina puedan atracar en puertos sudamericanos y ha criticado la negativa de Londres a reiniciar las negociaciones sobre la soberanía de las islas, a pesar, asimismo, de que la ONU ha exhortado a ambas partes a reanudar las conversaciones.

Por otra parte, la UNASUR han vilipendiado la presencia militar de Reino Unido en las Islas Malvinas por considerarla “contraria a la búsqueda de una solución pacífica en la disputa de soberanía”.

No obstante, ha sido Venezuela quien ha recurrido a los términos más contundentes para expresar su apoyo a Argentina. El canciller venezolano, Nicolás Maduro, ha señalado que “lo que ha hecho Reino Unido en las últimas semanas es grosero” y ha urgido a la UNASUR a endurecer las medidas a emprender, más allá de los considerandos.

La actitud del primer ministro británico, David Cameron, y del ministro de Asuntos Exteriores, William Hague, ha enfatizado Maduro, es de “arrogancia, prepotencia y desprecio hacia Argentina, y si es hacia Argentina, también es hacia todos nosotros”.

Argentina anunció el pasado jueves que demandará a las empresas británicas que están realizando exploraciones en la costa de las Islas Malvinas en busca de yacimientos petrolíferos aún sin explotar, una actividad que ha tachado de ilegal, de acuerdo con las actuales circunstancias, y que ha insuflado una escalada de las tensiones bilaterales entre los gobiernos argentino y británico. Por su parte, Londres ha insistido en que el pueblo malvino tiene derecho a desarrollar su propio sector petrolero.