Más energías limpias > Casimiro Curbelo

El debate sobre las prospecciones petrolíferas en aguas de las Islas ha centrado buena parte del interés informativo en las últimas semanas y, sin embargo, se ha producido otro trascendente hecho que no parece haber despertado el mismo interés mediático, pese a suponer un paso decisivo para lograr el desarrollo energético sostenible establecido en todas las planificaciones energéticas del Archipiélago. Hace escasos días se firmó en Fuerteventura el Acuerdo Europeo Sostenible, un pacto al que se han adherido el Cabildo de La Gomera, el resto de las instituciones insulares y también el Gobierno de Canarias, expresando así el compromiso político con el que las administraciones públicas autonómicas dejamos constancia de la importancia de las energías renovables frente a otras opciones como el petróleo.

Y nos hemos comprometido porque somos conscientes de la trascendencia económica, social y medioambiental de las energías limpias. En consecuencia, nos hemos propuesto reducir las emisiones de CO2 en un 20 por ciento, además de impulsar un plan de acción que defina cómo se alcanzará esta meta.

El objetivo es el ahorro energético y la maximización del uso de las fuentes energéticas respetuosas con el entorno, de modo que podamos preservar los frágiles ecosistemas insulares; contribuyamos a la independencia energética, la seguridad del suministro y a reducir la transferencia de renta al exterior asociada al petróleo.

El Acuerdo Europeo por la Sostenibilidad conlleva la movilización de inversiones y propondrá herramientas y mecanismos financieros que proporcionen los recursos necesarios para que los inversores implementen los proyectos más viables. También se unirán esfuerzos para que el reconocimiento de las singularidades de nuestro Archipiélago se traduzca en un apoyo económico público para proyectos privados, y para la creación de un marco favorable de subvenciones.

Asimismo, se promoverá que las Islas se conviertan en plataforma para el desarrollo, ensayo y exportación de nuevas tecnologías y conocimiento en el ámbito de las energías renovables, la implantación de proyectos experimentales y soluciones pensadas para aumentar la penetración en los sistemas insulares. Y todo ello coordinado con el resto de las regiones insulares europeas. Al menos cada dos años se presentará un informe de seguimiento con fines de evaluación y se organizarán días de la energía en colaboración con la Comisión Europea, con el fin de que los ciudadanos se beneficien directamente de las oportunidades y ventajas que brinda un uso más inteligente de la energía, al tiempo que se dará cuenta del desarrollo de los planes de acciones.

Esta previsto, además, crear una lista de proyectos viables y prioritarios, a la que aspira La Gomera con iniciativas que ya tienen mucho camino recorrido como es el caso del aprovechamiento de la infraestructura ya existente para generar energía hidroeléctrica.

La Isla Colombina tiene en marcha un plan para que todo el consumo energético insular esté cubierto con energía hidráulica, eólica y fotovoltaica, al que se vincula una primera actuación que consiste en conectar las mayores presas insulares y construir una nueva balsa en una zona alta de nuestra Isla, hasta donde se elevará el agua y a partir de la que se generará la energía.

La unidad de acción de todas las islas europeas nos ayudará a recabar los apoyos necesarios por parte de cada uno de los estados y también de la UE, no sólo para sacar adelante el programa insular, sino también para financiar un gran plan renove general, que permita reconvertir la actual planta de generación de energía convencional que existe en Canarias en grupos productores más flexibles y eficaces.

*Presidente del Cabildo Insular de La Gomera