Nuevas lecturas para un territorio

La iniciativa reúne más de 200 obras sobre el territorio, como la de la imagen, de Martín Chirino. / DA

SANTIAGO TOSTE | SANTA CRUZ DE TENERIFE

¿Existe una relación entre los documentos cartográficos y los ensueños de los seres humanos acerca del lugar que quieren habitar? Ésa es una de las cuestiones que se formula la exposición Cartografía y Paisaje en Canarias, de lo sublime y subliminal, tal y como apuntó ayer Juan Manuel Palerm, director del Observatorio del Paisaje y comisario de esta muestra que se inaugura hoy, a las 20.00 horas, en el Centro de Arte La Recova y en la Sala de Arte Contemporáneo de Santa Cruz de Tenerife.

Palerm participó ayer en un encuentro con los periodistas que también contó con el viceconsejero regional de Cultura, Alberto Delgado, y la concejal de este mismo ámbito en el Consistorio capitalino, Clara Segura. En dicha convocatoria detallaron que la exposición, que podrá visitarse hasta el 22 de abril, reúne más de 200 obras de artistas plásticos, arquitectos y fotógrafos, así como numerosos documentos científicos, tanto históricos como recientes.

De igual modo, en la sede del Centro de Arte La Recova se proyectará, de forma permanente durante la celebración de esta propuesta, un documental de 45 minutos de duración que revela la multidisciplinariedad del concepto de paisaje. Para ello se ha contado con los testimonios de botánicos, críticos de arte, científicos, arquitectos o historiadores.

“Durante algo más de un año -detalló el director del Observatorio del Paisaje-Bienal de Canarias-, hemos podido seleccionar y clasificar más de 1.200 documentos cartográficos acerca del Archipiélago”. Y aunque en esta doble exposición no se han podido mostrar todos, puntualizó Palerm, los que se ofrecen resultan muy útiles para ilustrar esa relación entre la representación de la realidad física del territorio y la propia percepción de lo que entendemos como realidad partiendo de la iconografía que la interpreta como paisaje.

“Se pueden extraer muchas conclusiones -aseveró Palerm-, pero quizás la principal es que necesitamos leer mucho más nuestro territorio”. Una relectura que, en todo caso, puntualizó, pasa por asumir un reto, y también nuestras propias contradicciones, “para intentar no volver a repetir esos paisajes no deseados -apostilló-, para habitar desde la coherencia nuestro territorio”.