granadilla >

Nuevas quejas en El Médano por mal olor del saneamiento

VICENTE PÉREZ | Granadilla

Uno de los afectados señala el alcantarillado del que sale el mal olor. / DA

Vecinos de las calles Tenerife y Suecia, de El Médano, que llevan ya dos años soportando malos olores de la red de alcantarillado, tienen cada vez más colmada su paciencia. En octubre contaron en este diario su situación, que a algunos propietarios de las viviendas afectadas les impide alquilarlas y algunos otros, que las compraron atraídos por el paisaje y la calidez de esta costa, ahora piensan en vender e irse.

Han pasado cinco meses y la situación, lejos de mejorar, empeora por momentos, y este vecindario mira con aprehensión la llegada de otro verano, cuando se intensifican los olores fétidos, en especial para las 60 familias que moran en los edificios de La Ladera y Oeste. El motivo de que se agrave el problema en la canícula es muy simple: las aguas negras que provocan el mal olor proceden de La Tejita, una zona que en los meses estivales aumenta su población. El origen del problema está en la conexión de la conducción de La Tejita a la red del Médano, que pasa por la avenida de Chasna.

No han tenido noticias del Ayuntamiento sobre sus quejas, a pesar de que, en el reportaje publicado en octubre en DIARIO DE AVISOS, el gobierno municipal reconoció el problema. Así, el concejal de Servicios Públicos, Juan Rodríguez – cuya versión no fue posible recabar para la presente noticia- explicó entonces: “El Ayuntamiento es consciente de este problema, que surgió con la conexión que en su día se hizo para esta parte del litoral; pero estamos trabajando con el Consejo Insular de Aguas para buscar la mejor solución lo antes posible”. Los afectados esperan que esa solución no se demore sine die, pues llevan denunciando estos efluvios malolientes desde agosto de 2010, cuando presentaron escritos ante el Ayuntamiento, el Consejo Insular de Aguas y Entemanser, concesionaria del servicio de aguas y alcantarillado. En febrero de 2011 acudieron también ante la Dirección General de Salud Pública del Gobierno canario.

Reiteran estos vecinos que la conducción que procede de La Tejita se conectó a una urbanización en El Médano que está aún sin recibir por el Ayuntamiento, con calles sin red de aguas pluviales y de saneamiento separadas, lo que, a su juicio, constituye una irregularidad.

El tiempo seco y con temperaturas diurnas más elevadas de lo normal en este invierno tampoco ha ayudado, y el ambiente se vuelve irrespirable varias veces al día. “Son ya dos años de suplicio”, se lamentan los afectados.