déficit público y pago a proveedores >

Rajoy: “La reducción media de gasto de los ministerios en los Presupuestos de 2012 será del 12%”

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. | EFE

AGENCIAS | Madrid

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, presenta este lunes el mecanismo diseñado por el Ejecutivo para que las administraciones públicas hagan frente a las deudas pendientes con proveedores. Será el propio jefe del Ejecutivo el que intervendrá en la presentación, que tendrá lugar en el Palacio de la Moncloa.

En la misma, el presidente del Gobierno aseguró que “la reducción media de gasto de los ministerios en los Presupuestos de 2012 será del 12%”, y resaltó que el cumplimiento de los objetivos de déficit pactados “voluntariamente” con la Unión Europea -del 3 % en 2013, ha recordado- “es lisa y llanamente una necesidad imperiosa y una obligación” que España cumplirá.

El jefe del Ejecutivo ha subrayado esta determinación en su intervención ante representantes de proveedores de comunidades autónomas y ayuntamientos para presentarles el plan de 35.000 millones de euros puesto en marcha para liquidar las facturas pendientes de estas administraciones.

Pero en paralelo al control del gasto y el déficit, el Gobierno pretende “dar la vuelta” a la “difícil” situación por la que atraviesa el país a través de “decisiones importantes” que deben tomarse además “a la vez”, según Rajoy.

En concreto, se ha referido a las reformas para mejorar la competitividad de la economía, la reforma del sistema financiero, la reforma laboral o la futura reforma del sector y los servicios públicos.

“Esta va a ser la legislatura de las reformas”, ha dicho el presidente del Gobierno, enumerando otras futuras modificaciones legislativas como la que afectará a la educación, la justicia, la política energética y la ley de apoyo a los emprendedores.

Rajoy ha admitido que “todo el mundo pide control, pero a casi nadie le gusta que el control del gasto le afecte personalmente o a su sector”, y por ello el Gobierno trabaja para reducir y optimizar el gasto público de un modo “justo, razonable y equitativo”.

La reducción del déficit, que deberá llegar como mucho al 5,8 % del PIB en 2012, se reflejará en los Presupuestos Generales del Estado que el Consejo de Ministros aprobará el próximo 30 de marzo, en los que se plasmarán esfuerzos como una bajada media del 12 % del gasto ministerial, ha recordado Rajoy.

Se tratará por tanto de unos “Presupuestos difíciles para tiempos difíciles”, ha recalcado el presidente del Gobierno, que ha insistido en que Estaña “tiene intención de cumplir sus compromisos europeos”, en la línea de las recomendaciones de la UE de 2009.

Presentados los Presupuestos, el Ejecutivo dialogará con la Comisión Europea y el Consejo en abril y mayo, aunque ya hoy el ministro de Economía, Luis de Guindos, explica ante el Eurogrupo la modificación del objetivo de reducción de déficit para este año (del 4,4 % al 5,8 % del PIB).

Reunión en La Moncloa

La cita, a la que acudieron diversas personalidades del mundo empresarial y económico, se cerrará con una ‘foto de familia’ con la que el Gobierno quiere plasmar la lucha conjunta contra la crisis, a pesar de que el encuentro se producirá solo tres días después de que los sindicatos hayan anunciado que convocarán una huelga general.

El Gobierno completó este viernes el mecanismo con la creación de un fondo que canalizará préstamos sindicados por valor de hasta 35.000 millones de euros para pagar sus deudas pendientes a partir del mes de mayo.

El préstamo sindicado estará avalado por el Tesoro Público que, a su vez, contará con la contragarantía de la Participación en los Ingresos del Estado de los ayuntamientos.

El préstamo tendrá una duración de cinco años con dos de carencia, durante los cuales las entidades locales solo pagarán los intereses. Sin embargo, el plazo de que disponen los ayuntamientos para devolverlo será de diez años, con dos de carencia, mediante un mecanismo de refinanciación que realizará el Fondo para la financiación.

El coste del crédito será el equivalente al de otras operaciones avaladas por el Estado, con un recargo máximo de 115 puntos básicos sobre Tesoro. En la actualidad, el interés rondaría el 5%.

El nuevo mecanismo permitirá, según el Gobierno, saldar las deudas comerciales de las corporaciones locales y se podrá aplicar también a los pagos pendientes de las comunidades autónomas, en línea con los acuerdos alcanzados en el Consejo de Política Fiscal y Financiera del pasado 6 de marzo.