educación >

Reclaman a Pérez que revele el contenido del informe de la OCDE

El vicepresidente y consejero de Educación, José Miguel Pérez. / DA

FRAN DOMÍNGUEZ | Santa Cruz de Tenerife

En el mes de junio de 2011 una delegación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se desplazó a Canarias para evaluar el sistema de enseñanza del Archipiélago a instancias del propio Gobierno regional, con la idea de elaborar luego un programa de actuaciones específico que permitiera a las Islas “mejorar su posición en el panorama educativo internacional”.

El informe, una especie de PISA canario, no en vano los expertos que vinieron a las Islas participan habitualmente en la elaboración de ese estudio, se encuentra desde, al menos, finales de año en la Consejería de Educación, según remarcaron a este periódico fuentes docentes; sin embargo, su contenido aún no ha sido dado a conocer. El consejero del ramo y vicepresidente del Ejecutivo regional, José Miguel Pérez, reconocía en una entrevista a DIARIO DE AVISOS el pasado mes de enero que el informe obraba en su poder, “aunque lo estaban traduciendo”. “Buena parte del informe recoge diagnósticos que ya conocemos y reafirma elementos de prioridad que hemos llevado en el programa de Gobierno. Hay otros puntos más polémicos, con los que podemos no estar de acuerdo y así lo haré notar en su momento”, decía en ese ocasión Pérez.

Los sindicatos educativos consultados: Anpe Canarias, Fete-UGT y STEC-IC, además de la Federación Insular de Tenerife de Asociaciones de Padres de Alumnos (Fitapa), reclaman al consejero de Educación que dé a conocer cuanto antes las conclusiones del informe para poder analizarlas y plantear las medidas que se estimen necesarias. “Hay que conocer para poder mejorar luego”, asegura Pedro Crespo, presidente de Anpe Canarias.

Desde Fete-UGT se señala que si se ha invertido dinero en traer a unos expertos y en elaborar un estudio, lo lógico es que se difunda su contenido y se cuente con la activa colaboración de la comunidad educativa.

Las organizaciones consultadas subrayan que no hay que tener miedo ni poner reparos a lo que diga el informe, entre otras cosas, porque servirá para mejorar la enseñanza que se imparte actualmente en Canarias, aunque entienden que pueda ser usado para atacarla si el diagnóstico y los resultados son poco benévolos o negativos. Los sindicatos y Fitapa demandan transparencia y se extrañan de la actitud del consejero y su equipo sobre este asunto, cuando se ha caracterizado, precisamente, por un talante que expresa todo lo contrario. Desde STEC-IC recuerdan que han solicitado a la Consejería de Educación en foros como la Mesa Sectorial que se revelara el contenido del informe de la OCDE. Al respecto, Anpe Canarias incide en que prefiere, en lo concerniente específicamente a la función docente, que Educación comunique el resultado de las conclusiones en el seno de la Mesa Sectorial, al ser el mejor lugar para el debate y la consecución de acuerdos.

El presidente de Fitapa, Eusebio Dorta, también comparte las reflexiones de los sindicatos de enseñantes y destaca que el informe de la OCDE supone un “instrumento objetivo” de primer nivel para poder alcanzar cotas más altas en el sector educativo del Archipiélago.

En su momento, los expertos que vinieron a Canarias el año pasado avanzaron en una comparecencia pública en la sede de Presidencia del Gobierno que las recomendaciones no iban a ser “cómodas”. De hecho, adelantaron son precisos “cambios serios y urgentes” en la enseñanza insular, y subrayaron que “el fracaso escolar no es responsabilidad del alumno, sino de los profesores y de las escuelas”. También enfatizaron la “poca autocrítica” vista en los miembros de la comunidad educativa.