prospecciones petrolíferas >

Repsol dice que las prospecciones crearán “mucho” empleo en las islas y no tendrán riesgos medioambientales

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, se entrevistó con el presidente de Repsol, Antonio Brufau (centro) y el presidente de Upstream, Nemesio Fernández-Cuesta. | EFE

EFE | Santa Cruz

El proyecto de realizar prospecciones petrolíferas a 61 kilómetros de las costas de Canarias crearía “mucho” empleo en las islas, dijo hoy el presidente de Repsol, Antonio Brufau, quien entiende que los trabajos no tendrían riesgos medioambientales.

Antonio Brufau habló de este modo tras reunirse con el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, a quien explicó los planes de Repsol para explorar si frente a las costas de Fuerteventura y Lanzarote hay petróleo o gas.

Es un proyecto de cierta complejidad que requiere de muchas fases, declaró a los periodistas Antonio Brufau, quien recordó que en el mundo se hacen exploraciones de este tipo de manera intensiva y en países turísticos, pues recordó que a 70 kilómetros de Río de Janeiro (Brasil) hay “cientos de plataformas” para buscar gas o petróleo.

Mientras Antonio Brufau explicaba a Paulino Rivero las intenciones de Repsol, cinco jóvenes estaban a las puertas de Presidencia del Gobierno de Canarias para mostrar su rechazo hacia las exploraciones.

Tras una pancarta en la que se leía “No mareas negras en Canarias” cinco jóvenes lanzaban consignas como “Paulino escucha, Canarias está en la lucha”, y “Repsol atiende, Canarias no se vende”.

El presidente de Repsol comentó que el proyecto puede suponer una inversión del orden de 13.000 millones de dólares en todas sus fases, y agregó que una inversión de esa magnitud debe pensarse de manera racional ya que en las islas se quedan una parte importante de este dinero.

Antonio Brufau aseguró que de llevarse adelante el proyecto se hará respetando el modelo turístico de Canarias, que se complementaría con una actividad generadora de empleo con alto valor añadido y que podría convertir al Archipiélago canario, según sus palabras, en un referente de sostenibilidad.

El presidente de Repsol insistió en que si se lleva a cabo el proyecto respetará el medio ambiente, en algo que, afirmó, “nadie nos puede dar lecciones”, y recordó que todavía no se sabe si hay hidrocarburos cerca de Canarias pero la empresa que dirige está dispuesta a invertir para saberlo.

El proceso se iniciará cuando se publiquen las autorizaciones por parte del Gobierno español y Antonio Brufau dijo que se respetará lo que Europa, España y Canarias digan para garantizar el medio ambiente.

También recordó que en España en general y en Canarias en particular hay un problema de desempleo y con este proyecto habría una oportunidad para ocupar a muchas personas, ya que señaló que el cálculo es que por cada millón de dólares de inversión se pueden crear entre tres o cuatro empleo.

Y también se creará empleo en actividades como la construcción de cascos para las plataformas de producción y transporte, alegó el presidente de Repsol.

Pero si se reciben todas las autorizaciones para realizar las prospecciones hasta que se inicien el proceso de exploración durarán unos dos años, durante los cuales habrá que planificar qué se puede hacer, de acuerdo con la sociedad canaria para sacar el mayor partido a la inversión, manifestó el presidente de Repsol.