empleo >

Rivero: “España debe ser más exigente, porque Canarias no puede asumir 20.000 nuevos trabajadores”

EFE | Santa Cruz

El presidente canario, Paulino Rivero, afirmó hoy que a las islas han llegado en los últimos años “la friolera” de 19.700 trabajadores de países comunitarios y advirtió de que el Gobierno español debe ser “más exigente” a la hora de conceder permisos de trabajo, porque Canarias “no puede asumir 20.000 nuevos activos” de forma periódica.

Así lo manifestó el jefe del Ejecutivo regional en el pleno del Parlamento regional en donde contestó a sendas preguntas sobre las medidas de choque adoptadas por su Gobierno para la emergencia social provocada por el paro en las islas.

En concreto, y en respuesta a la diputada del grupo Socialista Dolores Padrón, el presidente canario dijo que las medidas puestas en marcha han sido efectivas porque ha habido 6.000 nuevos puestos de trabajo y Canarias ha sido la única Comunidad Autónoma en la que se ha creado empleo y la evolución del paro es la más baja de España.

Sin embargo, prosiguió Rivero, hay un problema estructural importante y un factor que se debe corregir “porque si no vamos a ver limitada la capacidad de acceso al empleo”, y es el de que “siguen llegando nuevos activos a Canarias”.

Si las islas siguen registrando este incremento en la llegada de población activa del exterior “es absolutamente imposible disminuir el desempleo”, afirmó el presidente canario, quien dijo que los permisos de trabajo a extranjeros deben ser controlados por el Gobierno de España, del que espera que sea “más exigente”.

La diputada socialista Dolores Padrón dijo que el problema de Canarias es de emergencia social y le preocupa “la insensibilidad” del Gobierno de España, que “da la espalda y le pone la soga al cuello para que no avance”.

Asimismo, y en respuesta al diputado del grupo Mixto Román Rodríguez, Paulino Rivero anunció que el Gobierno de Canarias va a poner en marcha un sistema de micro-créditos y créditos participativos para las pequeñas y medianas empresas.

Sin embargo Román Rodríguez consideró que el plan de choque anunciado por el Gobierno canario “con nombre rimbombante” no deja de ser “lo que siempre ha hecho pero con menos dinero”.

Rodríguez reclamó un plan de choque que influya sobre la economía con más inversiones y crédito que reactiven la demanda y reiteró que del programa anunciado por el Gobierno canario no se puede esperar lo que pide la sociedad canaria, que es “recuperarse de la sangría”.