sucesos>

Salvan la vida a un matrimonio de ancianos que se encontraba desvalido en su casa de Tenerife

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

Agentes de la Policía Nacional han salvado la vida a un matrimonio centenario que había quedado desvalido en su domicilio de Santa Cruz de Tenerife.

Los hechos acontecieron el pasado 26 de febrero cuando la Sala del 091 recibió una llamada en la que varios vecinos indicaban que llevaban varios días sin tener noticias de un matrimonio de avanzada edad que vivía solo en un inmueble cercano.

Rápidamente se dirigieron al lugar a varios agentes del Grupo de Atención al Ciudadano que, a su llegada, observaron la casa totalmente cerrada. Llamaron en repetidas ocasiones a la puerta sin obtener ninguna respuesta por lo que buscaron una vía para acceder a la vivienda ante la posibilidad de que sus moradores, que tenían problemas de movilidad, pudieran encontrarse en peligro.

A través de una azotea colindante, llegaron hasta un muro de unos tres metros de altura desde donde se descolgaron hasta una ventana de pequeñas dimensiones.

Una vez en el interior del domicilio localizaron a una señora, de noventa y nueve años, tumbada en la cama del dormitorio. Su marido fue localizado tirado en el suelo de la planta baja. Ambos estaban inmóviles y mostraban síntomas de desnutrición y deshidratación, con la imperiosa necesidad de ser asistidos por personal sanitario.

Detectaron en el domicilio un fuerte olor a gas debido a una fuga en una de las bombonas que se encontraban en la cocina. Los policías prestaron los primeros auxilios a los ancianos hasta la llegada del personal del Servicio Canario de Salud (SCS).

Además, sacaron del piso las bombonas de gas y airearon la vivienda, al tiempo que alertaban al resto de vecinos para evitar que se produjera una deflagración.

Finalmente facilitaron la entrada en el domicilio a los sanitarios, ya que la puerta estaba cerrada y parcialmente bloqueada por diversos enseres.

Evacuación en ambulancia

El matrimonio tuvo que ser evacuado hasta la ambulancia de forma manual entre el personal de bomberos, facultativos y policías, dado que la casa mostraba todo tipo de dificultades para el uso de camillas y otros utensilios de similares características.

Los policías que participaron en el rescate, destinados en el Grupo V de Atención al Ciudadano de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Santa Cruz de Tenerife, tuvieron que ser atendidos de pequeñas lesiones sufridas como consecuencia de las dificultades que presentaba el acceso al domicilio.