santa cruz >

Santa Cruz de Tenerife tiene 1.500 viviendas fuera de ordenación

EUROPA PRESS | Santa Cruz

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través de los técnicos de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), ha culminado los trabajos de diagnóstico del fuera de ordenación que revelan que hay 1.500 viviendas afectadas, por lo que esta categoría la sufren unas 80.000 personas.

Estas cifras se obtienen tras analizar el 70 por ciento de las fichas y teniendo en cuenta que los datos que arrojarían el 30 por ciento restante serán prácticamente “marginales”, informa el consistorio en un comunicado.

Los esfuerzos de los técnicos se han centrado en algunos ámbitos del plan vigente, tales como el centro histórico, La Salle, Salud-Perú y Las Colinas, donde se ha escrutado el cien por cien de las edificaciones existentes.

La metodología ha incluido el trabajo de cinco delineantes de la GMU para ir generando una base informática individualizada del fuera de ordenación, cuyos datos pueden ser cruzados con un sistema de información geográfica (SIG) pionero en Canarias.

El trabajo desarrollado ha generado fotografías de 11.801 fichas, de las que 1.500 se encuentran fuera de ordenación. Estos datos suponen que el 13,22 por ciento del suelo urbano se encuentra fuera de ordenación, lo que representa un 0,24 por ciento del suelo de todo el municipio y un total de 364.506 metros cuadrados.

El único emplazamiento que no entra en la labor que se ha realizado hasta ahora es Anaga, al no cumplir sus edificaciones con la mayoría de los parámetros detectados por los diez técnicos de la GMU que han cribado las zonas que se encuentran y no se encuentran fuera de ordenación.

Una vez culminada la fase de conocimiento y de diagnóstico, se entra ahora en la fase de solución del fuera de ordenación. En este sentido, el Ayuntamiento de Santa Cruz se reafirma en que llegará desde el planeamiento.

De hecho, hoy ya han comenzado las reuniones para estudiar los diferentes caminos legalmente admisibles para llevar a cabo las modificaciones dentro del planeamiento y determinar, de manera justificada, la necesidad de la posible suspensión de los ámbitos que fuesen necesarios para llevar a cabo las correcciones posibles.

Usos compatibles

Las vías que se abren en esta nueva fase pasarían por el estudio del cambio de régimen de usos compatibles, la redelimitación de algunos ámbitos, generar nuevas actuaciones urbanísticas de renovación o áreas de renovación edificatoria y, también, trasladando al plan la realidad edificativa existente.

Todos estos datos serán trasladados en las reuniones que se han efectuado en la sede de la Gerencia Municipal de Urbanismo y cuya próxima cita será el lunes, a las 17.00 horas, con el fin de que el debate que se origine allí sea “propositivo y aparezcan incluso más soluciones que puedan complementar a las actuales”, subraya el consistorio.