LA ÚLTIMA (COLUMNA) >

Sr. don Mariano Rajoy > Jorge Bethencourt

El arriba firmante, bastante mayor de edad, nacido a mucha honra en la localidad de Güímar, Tenerife, Islas Canarias, tiene el honor de dirigirse a V. E. para exponer lo siguiente:

ANTECEDENTES

Desde el momento de mi nacimiento tengo un contrato con el Estado español que fue suscrito unilateralmente y sin mi consentimiento. En virtud de esa relación contractual -involuntaria por mi parte- el Estado me considera un ciudadano sometido a la obligación de determinados deberes y beneficiario de una serie de derechos.

Merced a ciertas estipulaciones del contrato que he sido obligado a cumplir, de los resultados de mi trabajo he de entregar al Estado una serie de rendimientos económicos, a los efectos de recibir asistencia sanitaria gratuita, cobertura de desempleo y pensión de jubilación cuando el Estado tenga a bien concedérmela. Durante treinta años he cumplido con esta obligación de pagar. Sin embargo, he de exponer que los servicios sanitarios que me ofrece el Estado no cumplen mis expectativas (cinco horas estuve en urgencias el otro día esperando), que las cantidades del paro no dan para vivir y que me temo que cuando me dejen ustedes jubilarme no va a quedar dinero en la caja.

Ante estas evidencias, me acojo a la siguiente

CLÁUSULA DE RESOLUCIÓN

Habida cuenta de los incumplimientos contractuales que se vienen produciendo por parte del Estado, le comunico mi decisión de rescindir el contrato existente. Les ruego que de forma inmediata dejen de retener de mi salario las cantidades correspondientes a cobertura sanitaria y de paro, que ya lo pagaré yo de mi bolsillo cuando lo necesite. Naturalmente tendré que seguir pagando, como hasta ahora, por circular en coche, por tener un bien inmueble, por la luz y el agua, por seguros, por tomar café, por poner gasolina en el coche y por esas otras cientos de cosas más que ustedes me cargan, además de las retenciones del contrato. Por lo que respecta a las personas que no tienen recursos, les ruego que manden una lista con los que me toca ayudar. Seguro que si lo hago yo directamente me sale más barato. Y sin intermediarios, habrá más dinero para ellos.

Y por lo que atañe al derecho a votar, que seguramente perderé con la ruptura del contrato, puede usted decirle al Estado que se lo meta por la urna que más le guste.

Agradeciendo su amable atención.

Twitter@JLBethencourt