política >

Tres cabildos cerraron el año 2009 con déficit en sus balances

YAZMINA ROZAS | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Tres cabildos cerraron el ejercicio 2009 con déficit en sus presupuestos, según el informe de fiscalización correspondiente a ese año, el último realizado por la Audiencia de Cuentas. El órgano fiscalizador de la Comunidad Autónoma denuncia la “ineficiente” planificación presupuestaria de las corporaciones insulares al tener que aprobar grandes cuantías a través de la técnica de la modificación del crédito.

La crisis económica ha afectado a todos los niveles de la Administración pública de las Islas y los cabildos no han sido una excepción. Un informe de la Audiencia de Cuentas desvela que La Gomera, La Palma y Lanzarote terminaron 2009 con saldos negativos en sus cuentas, de 3,86 millones, 8,16 millones y 11,86 millones, respectivamente.

El número de corporaciones con déficit sería más elevado si no fuera porque sus cuentas fueron objeto de una serie de ajustes por las desviaciones de financiación positivas y negativas y los gastos que fueron financiados con el remanente de tesorería, según explica el informe.

Sin estos ajustes únicamente dos cabildos se salvan del déficit, que en el caso del de Tenerife asciende hasta los 45 millones de euros. Solo terminan con cuentas en positivo Gran Canaria, con 4,51 millones y Fuerteventura, con 3,73 millones de euros.

El presupuesto inicial de los siete cabildos ascendió en 2009 a 1.503 millones de euros. Sin embargo, las modificaciones de crédito aprobadas con posterioridad produjeron una elevación de la cuenta inicial del 42,4% del mismo, lo que supuso 637 millones más y dio un total de 2.141 millones de euros. Las modificaciones del estado de gastos se produjeron, fundamentalmente, en las inversiones reales y las transferencias de capital.

Para la Audiencia de Cuentas, este porcentaje “tan alto” en modificaciones de crédito es un “indicador de una planificación presupuestaria ineficiente”.

Respecto a los gastos de los cabildos insulares durante el mencionado ejercicio económico, la Audiencia recoge que dedicaron el 65,2% de las obligaciones reconocidas a seguridad, protección y promoción social, así como a la producción de bienes de carácter social y económico, sumando un total de 978 millones. En las operaciones corrientes, los gastos por transferencias corrientes son los más importantes, con un total de 626 millones, seguidos por los de personal, con 300 millones.

La crisis se ha dejado notar también en otros indicadores económicos de las corporaciones insulares.

Uno importante es el que hace referencia a la inversión por habitante. La media de los siete cabildos muestra una caída desde los 219 euros por habitante en 2006 a los 179 en 2009. Una diferencia que se agudiza aún más si se compara con los 255 euros en 2007 o los 236 en 2008. Solo Gran Canaria y El Hierro incrementaron en 2009 la inversión respecto a 2006, aunque también con descensos respecto a 2008. Mientras ese año la cuantía de El Hierro era de 1.330 euros, en 2009 bajó hasta 920, aunque en 2006 era de 781 euros.

El Cabildo Insular de Tenerife redujo también la cifra entre 2008 y 2009, de 289 a 168 euros. La Gomera experimentó una dura caída desde los 1.207 euros de 2006 a los 725 euros de 2009.

El gasto por habitante de los cabildos insulares se incrementó respecto a 2006, pero sufrió recortes en comparación con el año 2008.

Imagen de archivo de una reunión de la Federación Canaria de Islas, que aglutina a los siete cabildos. / DA

Los desvíos en las empresas públicas

Las sociedades mercantiles dependientes de los siete cabildos insulares cerraron 2009 con un resultado negativo de 17.713.615 euros, según los datos de la Audiencia de Cuentas.

Los resultados de explotación arrojaron un déficit de 17.201.638 euros. El importe neto de la cifra de negocios fue de cerca de 100 millones de euros, a lo que se sumó más de 29 millones en el apartado de otros ingresos de explotación. Sin embargo, las empresas públicas insulares gastaron más de 83 millones en personal; más de 31 millones en otros gastos de explotación; más de 22 en aprovisionamientos; y más de 13 millones en amortización del inmovilizado. En cuanto a los resultados financieros, estos arrojaron un saldo negativo total de 516.491 euros.

Los ingresos financieros supusieron 1.481.521 euros, frente a unos gastos de 2.512.178 euros.

Según el informe de fiscalización correspondiente a 2009, las administraciones insulares cuentan con un total de 56 entidades, entre organismos autónomos, sociedades mercantiles y entidades públicas empresariales.

De ellas, hay un total de 30 sociedades mercantiles, la mayoría ubicadas en la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

[apunte]

Otros indicadores

Endeudamiento. Se establece la relación entre las deudas a largo y corto plazo con el patrimonio y las reservas. Todos los cabildos presentaron en 2009 un bajo nivel de endeudamiento, excepto el de Gran Canaria. El Hierro fue la Corporación insular que menor endeudamiento registró.

Inversión. El esfuerzo inversor de los cabildos, respecto al total de las obligaciones que tienen, se redujo entre 2006 y 2009 en la mayoría de ellos. La media pasó de un 28,86% en 2006 a un 25,21% tres años después. En Tenerife se pasó de un 34,23% en el año 2006 a un 26,89% en 2009. Solo en Gran Canaria y El Hierro se registraron incrementos.

Superávit. Este indicador mide el resultado presupuestario ajustado de los cabildos en relación con la población. La Gomera, La Palma y Lanzarote cerraron con un déficit por habitante de 169 euros, 93 euros y 53 euros, respectivamente.

Pago. La crisis también ha contribuido ha reducir de forma importante el periodo medio de pago en muchos de los cabildos. En el de Tenerife, por ejemplo, se pasó de 53 días de media en 2006 a 22 en 2009. Otras corporaciones, sin embargo, han experimentado un importante ascenso. El de La Palma, en concreto, pasó de tres días en 2006 a 54 en 2009.

Cobro. Respecto al tiempo medio que tardan los cabildos en cobrar sus ingresos tributarios, el comportamiento ha sido bastante dispar. El Hierro pasó de cuatro días en 2006 a 34 en 2009 y Gran Canaria redujo el tiempo de 23 días a nueve.

Tesorería. En cuanto a la contribución del presupuesto al remanente de la Tesorería, todos los cabildos insulares registraron fuertes descensos, con incluso porcentajes negativos en algunos casos.

[/apunte]