Santa Úrsula >

Una nueva tasa en Santa Úrsula gravará la publicidad en la vía pública

Es la primera vez que el Consistorio pone en marcha una ordenanza de este tipo. / M. PÉREZ

LUIS F. FEBLES | Santa Úrsula

El Ayuntamiento de Santa Úrsula, a través de una ordenanza fiscal reguladora, gravará a todas aquellas medianas y grandes empresas que coloquen publicidad en la vía pública, a excepción de los letreros y cartelería de los comercios, ya que estos no invaden la calle.

Además, se gravará la ocupación de aquellos cajeros automáticos de las entidades bancarias que estén en zona pública. Esta ordenanza municipal que se llevó al pleno del mes pasado y fue aprobada por mayoría con la abstención de la oposición (AISU), fija un cobro de tasas que comprenden desde 800 euros hasta los 2.000 euros al año, dependiendo del espacio que ocupen en la rúa. Con la nueva medida se intenta regular todos aquellos anuncios que las grandes superficies fijan en las marquesinas de las paradas de guaguas, en los banners publicitarios o en las papeleras del municipio.

Rédito económico

Para la alcaldesa de Santa Úrsula, Milagros Pérez León (PP), la nueva actividad supondrá “un beneficio económico para las arcas municipales además de una mejora estética del entorno”. La regidora deja claro que los pequeños establecimientos no pagarán por la nueva tasa. “Que los vecinos estén tranquilos y a pesar de toda la confusión que ha habido en estas últimas semanas, sólo se cobrará a las superficies en cuestión. Tienen que pagar los que más tienen; el tejido comercial local no publicita su negocio de la misma manera que lo hacen las empresas de más volumen”.

En relación a la tasa aplicable a los cajeros de las entidades bancarias, Pérez puntualiza que “no se verán afectadas aquellos expendedores que estén integrados dentro de las diferentes sucursales”.

Se trata de una iniciativa nueva, puesta en marcha por primera vez en el Ayuntamiento de Santa Úrsula con la misión de ordenar y sacar provecho de una tasa que para la Corporación se antoja importante desde el punto de vista financiero.

Por último, el grupo de gobierno trabaja en la elaboración de nuevas ordenanzas, como la regulación de las infraestructuras de telecomunicación.