Santa Cruz >

Zurita: “El PGO se podía haber aprobado hace nueve meses”

N. T. | Santa Cruz de Tenerife

La decisión de aprobar el Plan General de Ordenación (PGO) de Santa Cruz de forma parcial el próximo 30 de marzo, dejando en suspenso los ámbitos polémicos como el fuera de ordenación o los que presentan problemas jurídicos, es aplaudida por el principal partido de la oposición capitalina, el Partido Popular, que, en palabras de su concejal Ana Zurita, adelantó que una vez conocidos los detalles en la reunión que mantendrán hoy con la Gerencia de Urbanismo, “apoyaremos su aprobación en el pleno del 30 de marzo”.

Sin embargo, el PP matiza que, “para aprobar el PGO como lo van a aprobar, sólo con los aspectos que no presentan problemas, se podría haber hecho hace nueve meses, tal y como el PP ha venido demandando”. Zurita insistió en que la manera más efectiva de resolver el 100% de las partes que quedan en suspenso es mediante la modificación del la Ley del Territorio.

Grupo mixto

La reacción del resto de partidos en la oposición no ha sido tan favorable como la del PP. Sí se puede acusa al grupo de gobierno de que, “tras apaciguar a los colectivos más reivindicativos de la ciudad, busca aprobar el PGO con el objetivo de satisfacer las exigencias de las empresas constructoras”. A este respecto, cree que “con este giro, aquellos que criticaban antes de mayo cómo se estaba gestionando el PGO, ahora demuestran que se han entregado en cuerpo y alma a acabar la obra empezada en la era de Zerolo”.

Desde Ciudadanos por Santa Cruz, su portavoz, Guillermo Guigou, exige un pleno municipal extraordinario y recuerda que en la sesión del mes pasado se aprobó una moción con “una hoja de ruta para acabar con los pelotazos urbanísticos” que sería tratada en reuniones con las plataformas ciudadanas.

Desde XTF, José Manuel Corrales exige a José Manuel Bermúdez y Julio Pérez que acudan a la reunión de hoy en Urbanismo y expliquen “porqué incumplen el acuerdo plenario para reformular el PGO”. La secretaria general de este partido, Odalys Padrón, va más allá y califica de “burda estafa” lo anunciado.