sucesos >

Acaban de abrir el negocio y ya les han atracado

[apunte]Destrozos en la valla y puerta de entrada al local. Los amigos de lo ajeno también reventaron las tragaperras. / DA[/apunte]

T. F. | Santa Cruz de Tenerife

Abrieron hace unos meses su flamante negocio especializada en comida asturiana. Exactamente es un bar-taberna que buscó para ofrecer su suculenta oferta gastronómica una magnífica ubicación en el centro de la capital provincial. No es mal lugar la calle de Porlier, frente a la sede de una gran empresa de origen español y hoy multinacional de postín.

Pero ni por esas se salvaron de la creciente inseguridad ciudadana que los vecinos de esta Isla conocen de sobra, en muchos casos lamentablemente de primera mano.

Al menos no había nadie en el local cuando los dos ladrones forzaron la entrada de madrugada y llegaron a su interior tras causar considerables daños. Que reventaran las tragaperras para hacerse con el dinero de los cajetines o que se hicieran con el cambio que se deja en la máquina registradora no deja de ser habitual, aunque un dato resulta harto sospechoso: justo entraron a robar el día en que tuvieron acceso a los 3.500 euros en metálico allí guardados para pagar ayer, lunes. las nóminas.

Sea como fuere, la policía tiene a quién preguntarle: exactamente a los dos jóvenes a los que sorprendió aún dentro de la taberna. Ya que, aunque sean las tres de la mañana, si enfrente está la sede de una multinacional no es raro que el vigilante alerte de que están robando en el negocio de enfrente.

Si en el caso de la taberna asturiana de la calle de Porlier se logró arrestar a dos sospechosos, menos suerte hubo en la librería que fue atracada, también en la madrugada que va del domingo al lunes, aunque en la calle Prosperidad.

En este negocio de alimentación del intelecto causaron casi más daños que lo que se llevaron como botín, pero los propietarios ya habían repuesto la cristalera del escaparate que quebraron. Eso sí, los especialistas de la Policía Científica llevaron a cabo su minucioso trabajo para dar con los maleantes.