transporte aéreo >

AENA advierte de que si no sube las tasas aboca al Estado a asumir sus 15.000 millones de deuda

EUROPA PRESS | Madrid

El presidente de AENA, José Manuel Vargas, ha asegurado que si el operador público de aeropuertos no subiera de “forma importante” sus tasas, “abocaría al Estado” a sanear su deuda, que actualmente asciende a 14.945 millones de euros.

“El Estado no está actualmente en condiciones de hacerlo y, además, lo más normal es que AENA, que no recibe asignación presupuestaria alguna, siga siendo autosuficiente y no acuda al Estado para enjugar su deuda”, argumentó Vargas para defender la subida de tarifas aeroportuarias media del 10,2 por ciento prevista para 2012.

“Es verdad que es una subida importante, que llega en un momento económico malo y que las aerolíneas están sufriendo, pero debemos recuperar las inversiones realizadas en infraestructuras aeroportuarias en los últimos años y deben pagarlas quienes la utilizan”, explicó el presidente del grupo.

Vargas achacó el actual endeudamiento de AENA al hecho de que en los últimos diez años se invirtieran un total de 18.000 millones de euros “sin que las tarifas se ajustaran para financiar este nivel inversor”. “Lo que hemos construido, lo debemos”, sintetizó.

Según sus datos, mientras que los precios del transporte subieron un 61 por ciento entre 2000 y 2011, la evolución de las tasas aeroportuarias fue muy inferior a este porcentaje en dicho periodo. Además, asegura que actualmente AENA solo cubre con las tasas el 63,5 por ciento de los costes de la actividad de sus instalaciones.

“Todo ello es insostenible”, reconoció Vargas durante su intervención en la Comisión de Fomento del Congreso, en la que apremió así a recortar la deuda de AENA, un pasivo “excesivo en relación a la capacidad de generación de caja que presenta el operador”. “AENA actualmente no puede hacer frente al servicio de su deuda”, aseveró.

Hay margen para subir las tasas

Además, el presidente del operador sugirió que existe margen para realizar la subida de tasas, al indicar que el “nivel tarifario español es absolutamente competitivo respecto a otros aeropuertos comparables”.

Asimismo, defendió que la subida tiene un “impacto limitado sobre los usuarios”, dado que en caso de que las aerolíneas la repercutan en los billetes, cada punto porcentual de aumento supone un encarecimiento del viaje de ocho céntimos.

Vargas recordó que el incremento de tasas del 18,9 por ciento aprobado para 2012 se “compensa” con el descenso del 7,5 por ciento previsto en las correspondientes a navegación aérea, reduciendo la subida media al 10,2 por ciento, “lo que supone un impacto por asiento de 2,10 euros”.

En cuanto a las tasas de navegación, el presidente de AENA abogó por mantenerlas “congeladas” en próximos ejercicios, tras las “importantes bajadas” realizadas en los últimos años.

AENA prevé recortar en 415 millones su deuda en 2012

Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) prevé recortar su deuda en 415 millones de euros durante el presente ejercicio, según anunció el presidente del operador aeroportuario público, José Manuel Vargas, durante su primera intervención en la Comisión de Fomento del Congreso.

De esta forma, el pasivo del grupo cerraría el año en el entorno de los 14.530 millones de euros, importe un 2,7 por ciento inferior al de 14.945 millones de cierre de 2011.

Vargas presentó la reducción de deuda como una de las “prioridades” de la gestión de AENA, junto con la racionalización de la inversión, la reducción de los gastos corrientes y la internacionalización de la firma y su puesta en valor.

“El fortalecimiento financiero de AENA pasa sobre todo por mejorar sus resultados económicos, por aumentar sus ingresos, por aumentar su participación en la gestión de aeropuertos fuera de España y por vender su ”know how'”, remarcó Vargas.

“Solo después de la consecución de estos hitos procederá la entrada de capital privado, siempre sopesando su oportunidad temporal”, apuntó el presidente de AENA respecto a la eventual privatización del ente público.

En este sentido, Vargas considera que los presupuestos de 2012 del ente “sientan las bases de futuro del operador, salvaguarda su viabilidad financiera y su ‘rol’ como operador líder europeo”.

El presidente del operador justificó el descenso del 17 por ciento que experimenta el presupuesto de inversión de la compañía en 2012, hasta 1.015 millones de euros, al hecho de que “AENA no puede seguir viviendo por encima de sus posibilidades ni se puede permitir el lujo de contar con infraestructuras infrautilizadas”.