PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN INDUSTRIAL DE CANARIAS (ASINCA)

Andrés Calvo: “Están entrando en las Islas muchos productos a bajo coste”

El presidente de Asinca, durante la entrevista. / CRISTINA GONZÁLEZ

MARÍA FRESNO | Santa Cruz de Tenerife

Andrés Calvo acaba de ser elegido presidente de la Asociación de Industriales de Canarias (Asinca). Junto a la nueva directiva, Calvo se ha propuesto como meta que la industria de las Islas se convierta en un sector de futuro. En los próximo meses, se tendrá que enfrentar a la negociación del Régimen Económico y Fiscal (REF), del Régimen Específico de Abastecimiento (REA) y del Arbitrio a la Importación y Entrega de Mercancías (AIEM). Se trata de los instrumentos que compensan los sobrecostes del desarrollo de la actividad industrial en el Archipiélago. El presidente de esta patronal afronta estas negociaciones con “optimismo” y asegura que Europa entiende a la perfección las singularidades de Canarias.

-Pregunta obligada. ¿Cómo afectan los recortes del Estado y del Gobierno regional al sector industrial de Canarias?

“Mire, a la industria local poco pueden recortar ya. Desde hace un año hemos tenido una bajada de presupuesto del 79%, con lo cual…”

-Otros sectores de las Islas han puesto el grito en el cielo por la subida del IGIC y alertan de que los precios se verán afectados. ¿En la industria?

“Claro. Esta subida tendrá un efecto importante, como en otros sectores. Yo creo que lo que hay que hacer es buscar políticas que reactiven la economía, porque, mire usted, de ésta solo se sale generando empleo, porque si no vamos a entrar en una espiral donde tendremos que asumir más ajustes. Cualquier impuesto que se aplique con afán recaudatorio, repercute directamente en el consumidor. Esto, a su vez, recae en el consumo que se ve mermado, y como consecuencia baja la actividad y el empleo”.

-¿Cómo ha resistido la crisis?

“Pues mal. El sector está muy tocado, lo que pasa es que dentro de la industria hay subsectores que han aguantado mejor, y eso ha hecho que la caída no sea tan estrepitosa”.

-En cualquier caso, hablamos de uno de los sectores donde el empleo es más estable, frente al comercio o el turismo…

“Es cierto. Tenemos una mano de obra muy especialista. Nosotros innovamos e investigamos y siempre estamos buscando nuevas fórmulas. Es difícil sostener un sector productivo como el de la industria, sobre todo, con lo que pesa el turismo”.

-¿Es peligroso que la economía canaria se sustente solo en el turismo?

“No es tanto que la economía se dedique al turismo, como que hay que dar pie a otros sectores. Si el turismo está cercano al techo y tenemos que crecer, hay que buscar en los sectores productivos. Además, una economía es más resistente a la crisis cuanto más fuertes sean sus sectores productivos. Las economías europeas que mejor están resistiendo la actual situación económica son en las que la industria tienen mayor peso, porque cuanto más procesos hagas en tu país, se aportará más valor y más riqueza. Si haces cinco procesos frente a uno, como la comercialización, más valor, más riqueza y más inversión. Esto está en los libros de economía y son cosas que no ha cambiado la crisis”.

-¿Cómo está la producción industrial en Canarias?

“El año pasado nos mantuvimos y el anterior, en 2010, la industria regional obtuvo mejores cifras que en 2009. Sin embargo, es cierto que está entrando mucho producto de fuera a bajo coste, es decir, hay industrias que, los excesos productivos, en lugar de llevarlos a sus mercados tradicionales lo que les implicaría bajar precios, buscan otros mercados donde producir no les afecte tanto a sus precios, y los traen aquí a un coste muy bajo, perjudicando a la producción local”.

-¿El Arbitrio a la Importación y la Entrega de Mercancías no tendrá que solucionarlo?

“Ahora vamos a empezar las negociaciones para modificar algunos aspectos. Uno de ellos es, precisamente, éste. Hay una serie de productos que están entrando en Canarias, que no se fabrican aquí, y que están siendo gravados por el Arbitrio a la Importación y la Entrega de Mercancías. Desde Asinca, vamos a plantear llevar estos productos a tipo cero, porque creemos que es razonable que, si no se fabrican en las Islas, no pueden estar gravados. En este sentido, creo que hay una buena sintonía dentro de la confederación para llegar a una lista de consenso. Después del verano, se iniciarán las negociaciones para presentar la propuesta a Madrid antes de diciembre de este año, para que el Ejecutivo central defienda, a su vez, este listado en la Unión Europa. Lo importante es ir unidos”.

-¿Cuánto cuesta producir de más en Canarias?

“Hay un informe elaborado por la organización Tomillo que sitúa este diferencial anual en torno a los 1.500 millones de euros”.

-¿Pero Canarias tiene ayudas que, supongo, compensan esta diferencia?

“De ninguna manera las ayudas llegan a compensar lo que cuesta producir en las Islas con respecto a la Península. La bonificación a la producción industrial ronda los 30 millones de euros, el Régimen Específico de Abastecimiento tanto de consumo directo como industrial, está en torno a los 68 millones de euros y 40 millones de euros, respectivamente, el Arbitrio a la Importación y Entrega de Mercancías, 100 millones de euros; y las compensaciones al transporte no superan 30 millones de euros. Si sumas estas cantidades, no se llega a los 300 millones de euros, siendo muy generosos. Estamos hablando del 20% de estos 1.500 millones de euros. Yo me pregunto ¿estamos sobreprotegidos o se demuestra con estos datos que la industria canaria es eficiente?”.

-Dentro de la renovación de las singularidades de Canarias en la Unión Europea también entra el Régimen Específico de Abastecimiento. ¿Cómo va esta negociación?

“Sí. Ahora está en fase de revisión. Una de las ventajas del Programa Comunitario de Apoyo a las Producciones Agrarias (el conocido como Posei), donde se incluye el Régimen Específico de Abastecimiento, es que es revisable y no tiene fecha de caducidad, a diferencia del REF y del AIEM, que tienen que adaptarse a los tiempos. Esto a veces perjudica las negociaciones. Lo ideal es que todos los programas sean adaptables en el tiempo. En este sentido, insistimos en que se mantengan los 72 millones de euros que tenemos como techo, con el fin de garantizar el aprovisionamiento de las materias primas agroindustriales”.

-¿Y las compensaciones al transporte marítimo?

“Aquí lo importante es lo que se consiguió en 2008. Por ello, este año nos han dicho que estas ayudas que, antes estaban en el 56%, se van a reducir al 28%. Vamos a ver si conseguimos mantenerlas en el 56%. Creo que hay voluntad”.

-¿Qué opina Asinca del ataque al sector energético, uno de los que más investiga e invierte?

“Asinca siempre ha estado a favor de crear un mix energético donde conviva, por un lado, la producción fósil, y, por otro, la producción vía gas y la eólica y fotovoltaica. Éstas últimas tienen en Canarias el escenario adecuado, y con el gas, se ha demostrado que el ahorro puede llegar a 140 millones de euros. En este punto, hay que recordar los problemas que tuvo Canarias a la hora de desarrollar los parques eólicos porque ahora, los que defienden este tipo de energía, criticaron estas instalaciones porque el ruido de los molinos iba a afectar a los movimientos migratorios de las aves. No sé si afectará o no, pero creo que es importante que a los canarios nos cueste menos. No entro en si desde el principio debía haberse reglamentado mejor por parte del Gobierno estatal o si se debía haber hecho mejor, para que no esté ocurriendo lo que pasa ahora, pero lo que sí pedimos desde la asociación de industriales es una normativa clara, tanto para aclarar lo que se puede percibir si se compensa y la cuantía, como que para Medio Ambiente libere y diga, de una vez, dónde se pueden colocar los molinos de viento. La administración pública, en este sentido, tiene que desarrollar su papel lo más rápido posible, pero debe hacerlo bien”.