economía>

Ashotel frena la negociación colectiva por el alza del IGIC

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

La Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel) advirtió ayer de que la subida del Impuesto General Indirecto (IGIC) del 5% al 7% en los servicios turísticos, aprobada por el Gobierno canario, afectará a las negociaciones del convenio colectivo del sector que los representantes empresariales venían negociando con los sindicatos.

Así lo aseguró el presidente de esta asociación, Jorge Marichal, quien justificó esta medida porque esta subida fiscal llega cuando ya los empresarios del sector han firmado con los turoperadores los contratos del próximo verano y del invierno, que son “a precios fijos”.

Según Ashotel y la patronal de la provincia de Las Palmas, este incremento fiscal y la imposibilidad de repercutir sus consecuencias en los contratos ya cerrados les producirá unas pérdidas estimadas de unos 100 millones de euros.

Un argumento que les ha llevado a solicitar al Ejecutivo regional que retrasen a enero de 2013 la entrada en vigor de esta medida económica.

Marichal declaró que “parece que el Gobierno estaba esperando a que cerráramos esos contratos para subir el IGIC; desde luego las cosas no las han podido hacer peor”, remachó.

El acuerdo sobre el convenio colectivo, recordó el presidente de Ashotel, estaba a punto de cerrarse pero, tal y como agregó, las “cosas han cambiado”. Marichal espera que los sindicatos “lo entiendan” pero reiteró que “no es posible ya lo que se había negociado”. A su juicio, entre las administraciones públicas están “matando” el único sector que tira de la economía en Canarias en esta crisis, con medidas como el aumento fiscal del Gobierno canario y también el aprobado por el Ejecutivo de Rajoy, incluyendo la subida de las tasas aéreas y sin olvidar la eliminación de los más de 40 millones de euros que el Estado iba a destinar este año a la rehabilitación de espacios turísticos deteriorados.
El malestar de los empresarios de la hostelería a nivel autonómico es tan evidente que ayer no acudieron a la firma con el presidente regional, Paulino Rivero, de la renovación del pacto por la competitividad y el empleo.

Jorge Marichal afirmó que la subida del IGIC va “en contra de la competitividad”. Ashotel y el resto de patronales turísticas quieren que se aplace esta firma para analizar antes con el Gobierno regional el incremento impositivo y sus efectos en el sector.

El presidente de Ashotel cree que todas estas decisiones provocan que “se recorte” la capacidad del empresariado para crear empleo y para la renovación hotelera. Frente a decisiones “arbitrarias”, la patronal ha decidido “salvaguardar” su futuro.