déficit público >

Bruselas certifica que el déficit de España el año pasado fue del 8,5%, el tercero más alto de la UE

AGENCIAS | Bruselas

El déficit público de España llegó al 8,5 % del PIB en 2011, dos puntos y medio más de lo previsto, como había anunciado el Gobierno de Mariano Rajoy, confirmó hoy la oficina de estadística comunitaria, Eurostat.

Eurostat ha certificado este lunes sin ninguna reserva que el déficit público de España el año pasado ascendió, tal y como había anunciado el Gobierno, al 8,5% del PIB, el tercero más alto de la Unión Europea, sólo superado por Irlanda (13,1%) y Grecia (9,1%) -ambos bajo programa de rescate-.

Por su parte, el nivel de deuda de España aumentó desde el 61,2% en 2010 hasta el 68,5% el año pasado, ocho puntos y medio más de lo que permite el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), aunque todavía está muy por debajo de la media de la eurozona (87,2%).

Pese al marcado desvío fiscal del año pasado, el déficit fue menor que en los dos años precedentes -9,3 % y 11,2 %-, aunque casi el doble que en 2008 (4,5 %).

La deuda, en cambio, ha mantenido una tendencia alcista en los últimos cuatro años: 40,2 % en 2008, 53,9 % en 2009, 61,2 % en 2010 y 68,5 en 2011, lo que sitúa a España entre los catorce países que incumplen las normas comunitarias sobre endeudamiento, que ponen el límite en el 60 % del PIB.

“La Comisión continúa supervisando y analizando la situación”, indicaron hoy a Efe fuentes comunitarias y explicaron que sobre la base de sus previsiones de primavera, que se publican el próximo 11 de mayo, Bruselas determinará si se necesitan “nuevos pasos de supervisión fiscal comunitaria”.

El déficit español de 2011 equivale a un agujero del 91.344 millones de euros en las cuentas públicas, mientras que la deuda alcanza los 734.961 millones.

El gasto gubernamental se redujo al 43,6 % del PIB (frente al 45,6 % de 2010 y al 46,3 % de 2009) y los ingresos supusieron el 35,1 % (por debajo del 36,3 % un año antes y la misma cifra que en 2009).

Eurostat también reveló hoy que el nivel de préstamos intergubernamentales para España y en el contexto de la crisis fue de 8.717 millones de euros, muy superior a los 2.598 millones de 2010, lo que equivale al 0,8 % del PIB y al 0,2 %, respectivamente.

Los cálculos revelados hoy por la oficina estadística oficializan los datos que ya había adelantado el Ejecutivo español y sobre los que se habían planteado dudas, sobre todo debido al aumento progresivo de las cifras que fue anunciando Madrid.

2,5 puntos más del objetivo de déficit pactado

Eurostat confirma así que España se desvió 2,5 puntos del objetivo de déficit pactado con la UE (6%) y despeja las dudas de los analistas provocadas por los diversos cambios de cifra en los últimos meses.

La Comisión Europea se había quejado de que el anterior Gobierno socialista les dijo en noviembre que el déficit estaría entre el 6% y el 7%, mientras que el Ejecutivo de Mariano Rajoy revisó esta cifra hasta el 8% nada más tomar posesión en diciembre, pero luego volvió a elevarlo hasta el 8,5% semanas más tarde.

De hecho, una agencia de noticias internacional publicó que Bruselas creía que España había inflado la cifra de déficit del año pasado para que los resultados de los recortes de 2012 parecieran mejores.

La certificación de Eurostat pone punto y final a estas especulaciones. De hecho, la oficina estadística no expresa ninguna reserva sobre la cifra de España, cosa que sí que hace en los casos de Irlanda y Reino Unido.

En el conjunto de la eurozona, el déficit público descendió desde el 6,2% en 2010 hasta el 4,1% el año pasado, mientras que en la UE bajó del 6,5% al 4,5%. Tras Irlanda, Grecia y España, los países con mayor déficit fueron Reino Unido (8,3%), Eslovenia (6,4%), Chipre (6,3%), Lituania (5,5%) Francia y Rumanía (ambos con el 5,2%).

Los menores déficits se registraron en Finlandia (0,5%), Luxemburgo (0,6%) y Alemania (1%). Por su parte, Hungría (+4,3%), Estonia (+1%) y Suecia (+0,3%) tuvieron superávit en 2011. Pese a ello, Bruselas ha propuesto suspender los fondos de cohesión a Budapest por considerar que su superávit se basa en medidas excepcionales y no estructurales y que volverá a registrar un déficit excesivo el año que viene.

En cuanto al nivel de deuda, en la eurozona aumentó del 85,3% a finales de 2010 hasta el 87,2% a finales del año pasado y en la UE del 80% al 82,5%.

Un total de 14 Estados miembros superan el límite del 60% de deuda respecto al PIB previsto en el Pacto de Estabilidad: Grecia (165,3%), Italia (120,1%), Irlanda (108,2%), Portugal (107,8%), Bélgica (98%), Francia (85,8%), Reino Unido (85,7%), Alemania (81,2%), Hungría (80,6%), Austria (72,2%), Malta (72%), Chipre (71,6%), España (68,5%) y Países Bajos (65,2%).

Los países de la UE con menos deuda son Estonia (6%), Bulgaria (16,3%), Luxemburgo (18,2%), Rumania (33,3%), Suecia (38,4%), Lituania (38,5%), República Checa (41,2%), Letonia (42,6%), Eslovaquia (43,3%) y Dinamarca (46,5%).

En 2011, el gasto público en la eurozona ascendió al 49,3% del PIB, mientras que los ingresos del Estado se situaron en el 45,2%. Las cifras para España fueron del 43,6% y del 31,5% respectivamente.