cabo verde >

Científicos del ITER registran actividad sísmica anómala en Cabo Verde

Gráfico del sismo detectado en la isla de Fogo en el archipiélago de Cabo Verde. | DA

EFE | Santa Cruz

Científicos españoles han registrado actividad sísmica anómala en el interior de Fogo, en Cabo Verde, que reflejan una actividad volcánica significativa en la isla, en donde el 12 de abril se detectó un terremoto de magnitud 2.8 en la escala de Richter a unos 7 kilómetros de profundidad.

El registro ha sido posible después de que científicos del Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER) del Cabildo de Tenerife y del Instituto Andaluz de Geofísica (IAG), dependiente de la Universidad de Granada, instalasen en febrero una red sísmica instrumental permanente para la vigilancia volcánica de Fogo.

Según indica el Cabildo de Tenerife en un comunicado, esta red sísmica cuenta con el apoyo y la colaboración del Laboratório de Engenharia Civil de Cabo Verde (LEC), la Universidade de Cabo Verde (Uni-CV), y el Serviço Nacional de Protecção Civil (SNPC) de Cabo Verde.

Desde su instalación se han registrado señales sísmicas que reflejan una actividad volcánica significativa en la isla y se ha detectado el citado movimiento sísmico, cuyo epicentro fue localizado en el interior de la isla de Fogo.

El terremoto ha sido sentido por la población de la isla y registrado por las 6 estaciones sísmicas de la red instrumental permanente del Observatório Volcanológico de Cabo Verde (OVCV), una nueva institución que nace como una apuesta conjunta del Laboratório de Engenharia Civil de Cabo Verde, la Universidade de Cabo Verde y el Serviço Nacional de Protecção Civil para mejorar los trabajos destinados a la reducción del riesgo volcánico en Cabo Verde.

La red sísmica instrumental permanente para la vigilancia volcánica de Fogo del Observatório Volcanológico de Cabo Verde consta de 6 estaciones sísmicas equipadas con sensores Guralp y un sistema de transmisión de datos vía WIFI e internet.

El análisis y procesamiento de la actividad sísmica que se registre a través de la misma se realiza simultáneamente en los ordenadores del ITER, del Instituto Andaluz de Geofísica y del Observatorio Volcanológico de Cabo Verde.