la guancha >

Citan a declarar a la alcaldesa por supuesta prevaricación

La alcaldesa guanchera, Elena Luis Domínguez (CC). / M. P.

LUIS F. FEBLES | La Guancha

La alcaldesa de La Guancha, Elena Luis(CC), ha sido requerida por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Icod de los Vinos, a declarar en calidad de imputada por un supuesto delito de prevaricación de Funcionario Público, al permitir y legalizar en el año 2006 una obra en el inmueble del exteniente de alcalde nacionalista, José Regalado Álvarez, cuya fachada es considerada un elemento histórico protegido.

Tal y como aparece en la citación judicial, “las obras permitidas por el Consistorio eran manifiestamente no autorizables para el nivel de protección del inmueble”, por lo que se cita a declarar a dos técnicos del Ayuntamiento, su asesora jurídica y a la mandataria nacionalista.

La alcaldesa de La Guancha, que conoció el dictamen a través de DIARIO DE AVISOS, mostró su disconformidad y asombro ante el requerimiento de la Justicia para declarar sobre un caso que considera “una vergüenza” y de auténtico “juzgado de guardia”. La mandataria deja claro que todavía no sabe “la razón de su imputación” ya que entiende que el exedil tenía todas las “licencias en regla”.

En este sentido, el grupo socialista de La Guancha estima que tras seis años de denuncia, “el fiscal manifiesta que esas actuaciones no tenían el beneplácito del Cabildo Insular”.


Satisfacción socialista

El portavoz del grupo municipal socialista, Roberto Méndez Siverio, recuerda que tras la denuncia presentada por su grupo en el año 2006 contra Regalado, a causa de la construcción de una puerta de garaje en la fachada protegida de su vivienda en el barrio de Santa Catalina, se ha “hecho justicia”.
El concejal explica que el “camino no ha sido fácil” y que incluso, el Plan General de La Guancha “fue modificado a posteriori, sin que ese cambio fuese aprobado por el Cabildo de Tenerife, ya que las obras no se ajustaba a lo que dice la Ley de Patrimonio de Canarias”.

Méndez Siverio señala que “lo más sangrante es que esa intervención en la casa fue realizada por un edil con responsabilidad de gobierno en el Ayuntamiento guanchero, de modo que quien tiene que procurar la aplicación de la ley no tuvo reparos en saltársela a su conveniencia”.

Según el dirigente socialista, la vivienda en cuestión es “un ejemplo magnífico de arquitectura canaria tradicional, catalogado como especialmente sensible en el Plan General de Ordenación y con un nivel de protección alto en su fachada. No se merecía una intervención tan monstruosa como ésta; por fin se ha espantado el fantasma de la impunidad que reinaba en la localidad”.