SUCESOS >

Desarticulada en Valencia una trama dedicada a realizar contrataciones fraudulentas de trabajadores

EUROPA PRESS | Valencia

Agentes de la Policía Nacional de Valencia han desarticulado una trama dedicada a realizar contrataciones fraudulentas de trabajadores con contratos ficticios, con el único fin de que los mismos cotizasen en la Seguridad Social sin estar trabajando realmente en la empresa, para así de esta manera poder cobrar posteriormente la prestación por desempleo.

Los policías detuvieron a cinco hombres de entre 35 y 74 años, cuatro de origen español y uno marroquí, e imputaron a una mujer de 61 años de origen español. Entre los detenidos se encuentran los dos gestores de la empresa y tres de los trabajadores fraudulentos, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de la Comunidad Valenciana en un comunicado.

Las investigaciones se iniciaron a principios de marzo cuando los policías tuvieron conocimiento tras recibir un informe emitido por funcionarios pertenecientes a la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Valencia, de la existencia de una empresa, asentada en la provincia de Valencia, que se dedicaría principalmente a realizar contratos ficticios a trabajadores.

Durante las investigaciones, los agentes de la Unidad Central contra las Redes de Inmigración y Falsedades Documentales (Ucrif) de Valencia detectaron irregularidades con las presuntas actuaciones llevadas a cabo por la empresaria titular de la empresa y por los administradores-gestores contratados en la misma, dirigidas a eludir sus obligaciones de pago con la Seguridad Social.

También detectaron supuestas irregularidades en el alta de 21 trabajadores españoles y extranjeros, con la finalidad de generar permanencias en la Seguridad Social de los trabajadores supuestamente contratados, para acceder al percibo de las diversas prestaciones públicas de la Seguridad Social o su acceso a autorizaciones de residencia por parte de ciudadanos extranjeros.

Los investigadores averiguaron que los gestores de la empresa habrían sido los encargados de haber dado de alta a los trabajadores fraudulentos, ya que son ellos los autorizados para tal fin, así como a la realización de la falsificación de dichas altas, firmando los documentos a nombre de la empresaria, para dar las altas de los trabajadores sin estar los mismos físicamente trabajando en la empresa a cambio de una contraprestación económica que oscilaba entre los 400 y los 600 euros.

Como consecuencia de las investigaciones, los agentes detuvieron a los dos gestores por los presuntos delitos de estafa y falsificación de documento oficial, así como a tres trabajadores fraudulentos por un presunto delito de estafa. A la empresaria le fue imputado un presunto delito de estafa.

Actualmente, se continúan con las investigaciones para el total esclarecimiento de los hechos y no se descartan nuevas detenciones. Los detenidos, dos de ellos con antecedentes policiales, tras prestar declaración, fueron puestos en libertad, aunque tienen la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando para ello sean requeridos.