sucesos >

Detenido un conductor ebrio que intentó sobornar a los agentes con 3.000 euros

EFE | Almería

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Pulpí (Almería) han detenido a un conductor ebrio que se negó a realizar la prueba de alcoholemia e intentó sobornar con 3.000 euros a cada uno de los agentes.

El detenido, F.F.F.C., de 28 años y vecino de Pulpí, está acusado de los delitos de quebrantamiento de condena, negativa a someterse a las pruebas de alcoholemia, resistencia y desobediencia a agente de la autoridad, amenazas y cohecho, ha informado la Comandancia de Almería un comunicado.

El joven, que tenía retirado el permiso de conducir, fue detenido el pasado lunes por la tarde con evidentes signos de embriaguez tras sufrir un accidente de tráfico al colisionar contra un poste.

Los agentes de la Policía Local que se encontraban en el lugar ordenaron al joven que detuviera la marcha y ante su estado de nerviosismo y agresividad solicitaron el apoyo de la Guardia Civil.

Al informarle los agentes de que iba a quedar detenido al tener retirado el permiso de conducir, el joven comenzó a amenazar e insultar a los agentes, que le trasladaron a las dependencias del Instituto Armado en Pulpí.

El detenido cambió de actitud cuando fue informado de que iba a ser sometido a la prueba de alcoholemia y de las nuevas imputaciones, momento en el que ofreció a cada uno de los agentes 3.000 euros que les entregaría su mujer, a cambio de que le dejaran en libertad.

A la llegada de los agentes del Equipo de Atestados de Tráfico, el joven se negó a realizar la prueba de alcoholemia.

El detenido ha pasado a disposición de Juzgado de Instrucción número 3 de Huércal Overa (Almería).