universidades >

Educación no seguirá adelante con la centralización del distrito universitario único

FRAN DOMÍNGUEZ – JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

La propuesta de distrito único universitario formulada por el Gobierno de Canarias, en la que se concede a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) liderar la gestión del proceso de preinscripción del alumnado, ha ido degenerando en una polémica inusitada que ha crecido como la espuma y en la que están saliendo a relucir cuestiones pleitistas que se creían trasnochadas en este ámbito.

El Ejecutivo autonómico, ante el cariz de los acontecimientos y tras el rechazo tácito de la Universidad de La Laguna (ULL) a suscribir el convenio de colaboración correspondiente para la puesta en marcha del distrito único universitario, ha decidido retirar la iniciativa. Así lo confirmó ayer el director general de Universidades, Carlos Guitián, tras una conversación mantenida con el consejero regional de Educación, José Miguel Pérez. “Cómo vamos a seguir adelante si una de las partes no está de acuerdo”, apostilló Guitián, para deslizar luego: “Me sorprende mucho con la que va a caer en las universidades con la subida de tasas y otras medidas aprobadas por el Gobierno central que surgiera ahora una controversia como ésta. Me gustaría tener el mismo respaldo y la movilización que estamos viendo entre diversas instituciones para luchar contra los recortes que se avecinan”.

Guitián, que calificó la polémica surgida de “desmesurada”, aseguró que el hecho de que se eligiera el sistema de la Ulpgc para el procedimiento de gestión del distrito único era porque proporcionaba un software libre y, por lo tanto, gratuito, y “mira, se ha armado, la que se ha armado”. “Jamás habría pensado que esto hubiera supuesto una afrenta”, comentó el director general de Universidades.

Sobre la posibilidad de reconducir la situación, apuntó que habrá que dejarlo para más adelante. “No es ningún drama. Llevamos 19 años así”, afirmó para referirse a un distrito universitario único que data desde 1993 pero que no ha aplicado un sistema de prescripción y matrícula común.

En cualquier caso, ante la postura de rechazo de la ULL, la Consejería regional de Educación poco podía hacer al respecto, al menos en el sentido de mantener los términos de la actual propuesta, puesto que la preinscripción y matrícula es una competencia exclusivamente universitaria, según subrayaron a DIARIO DE AVISOS fuentes de la institución lagunera, quienes detallaron, incluso, que el propio convenio elaborado por el departamento autonómico, además de constatar el liderazgo de la Universidad de Las Palmas en el distrito único, “está mal planteado”. Se refieren, en concreto, a la primera de las cláusulas, en la que se señala que en la asignación de funciones administrativas y de las responsabilidades concretas en la gestión del distrito único universitario “ambas universidades ceden su competencia sobre la regulación de los procedimientos de admisión”. Las fuentes de la ULL recalcaron que se tendría que “hablar en términos de delegar o encomendar, pero no de ceder”.

En el meollo de la cuestión está la imposición de que la Ulpgc sea la que implemente su procedimiento de preinscripción y matrícula y el correspondiente programa, que no tiene nada que ver con el que se lleva a cabo en la ULL. La vicerrectora de Tecnologías de la Información y la Comunicación de la ULL, Rosa María Aguilar, afirmó que simplemente se trata de consensuar el procedimiento, “aspecto que no se ha hecho como se puede constatar en el convenio enviado por el Gobierno de Canarias”. Aguilar insistió en que la ULL está de acuerdo con la implantación del distrito único universitario, “pero sin imponer un procedimiento ni un programa”. “Igual resulta que el de Las Palmas es mejor, o por el contrario, es el nuestro; o resulta que debemos armonizarlo. Lo que está claro es que debemos ponernos todos de acuerdo”, remarcó Aguilar, quien, seguidamente, negó que el sistema de la Ulpgc sea “más barato y ágil”. Aguilar destacó que el programa que usa el centro tinerfeño, el Universitas XXI, lo utilizan 28 universidades españolas, y la ULL lo cedería. “El 70% de los alumnos de nuevo ingreso en las universidades de España se matriculan por este mismo programa”, apostilló.

La vicerrectora descartó cualquier problema de relación con la ULPGC. “Aquí lo único que ha fallado es que el Gobierno regional no nos ha reunido para consensuar el procedimiento y el sistema”, dijo, para recordar que desde la ULL se ha instado varias veces a mantener un encuentro para tratar esta cuestión.

En un terreno más político e institucional, el Cabildo de Tenerife escenificó ayer su rechazo a la propuesta del Gobierno regional de distrito único universitario. El presidente insular, Ricardo Melchior, y el vicepresidente primero de la Corporación insular, Aurelio Abreu, respectivamente, adelantaron que el grupo gobernante (CC-PSOE) presentará en el pleno del viernes una moción en la que insta al Ejecutivo canario a abrir un periodo de diálogo para llegar a un acuerdo con ambas universidades para hacer una propuesta “equitativa y respetuosa”. Asimismo, Melchior negó que el servicio en ULL esté “externalizado”, y recordó que el problema que ambas instituciones disponen de un software que no es compatible, “y que se resolvería con apenas 7.000 euros, que, además, se la ULL se compromete a aportar”.

Desde las filas del PSOE, la diputada regional Rita Gómez sostuvo ayer que cabildos y ayuntamientos tienen un papel importante en no “fomentar enfrentamientos y debates estériles”. Para hoy, está prevista, una rueda de prensa en el Cabildo relativa a este asunto, con la presencia de Melchior, el recto de la ULL, Eduardo Doménech, y los alcaldes de Santa Cruz, La Laguna, Arona, Adeje, La Orotava, Granadilla y Los Realejos.