tenerife >

El Cabildo tinerfeño adeuda dinero a más de 280 proveedores

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

El Cabildo de Tenerife y algunas de sus empresas y entidades adeudan casi 56 millones de euros a más de 280 proveedores. Esta relación, que recibió el visto bueno del pleno de la Corporación insular el pasado viernes, ha sido remitida al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

El objetivo es que esta administración estatal lo apruebe definitivamente y pueda acogerse, así, al Real Decreto 4/2012, de 24 de febrero, por el que se determinan las obligaciones de información y procedimientos necesarios para establecer el pago de proveedores de las entidades locales.

De esta cantidad adeudada, la partida más elevada, de más de 25 millones, corresponde al propio Cabildo, que deberá afrontar esta cifra con 79 proveedores. La segunda de las deudas más elevadas es la del Instituto de Atención Social y Sociosanitario (IASS), organismo que debe a 70 empresas casi 17,9 millones de euros.

Titsa

Asimismo, la empresa de transportes Titsa es la tercera con cuenta una deuda más elevada, dato que asciende a casi 6 millones de euros y en la que se determinan un total de 50 proveedores. Otra de las partidas más altas es la del Organismo Autónomo de Balsas de Tenerife (Balten) que debe a un total de 10 proveedores casi 3,5 millones.

El resto de la lista hasta llegar a los 55,6 millones de euros la conforman el Consejo Insular de Aguas, el Organismo Autónomo de Museos, TEA, Sinpromi y la Institución Ferial.

Por contra, otras entidades no deben nada -al menos en este listado-, tales como la Fundación Salud y Sanidad, el Instituto de Tecnologías Biomédicas, el centro de Documentación de las Artesanías, el Casino Playa de Las Américas, la Empresa de Artesanía, el Auditorio, Ideco, Televisión Digital de Tenerife, el Patronato Insular de Música y la Entidad de Desarrollo Agrícola, Ganadero y Pesquero.

Plan de Ajustes

En el último pleno celebrado, con el fin de poder acogerse a este real decreto, la Corporación insular le dio su visto bueno a un plan de ajustes que prevé reducir la deuda en un 44%, lo que supone unos 190 millones de euros. Entre las medidas que se han aprobado para alcanzar esta cifra en los próximos cuatro años se encuentra la subida de las tasas e impuestos del Cabildo, entre un 5% y un 10%. Además, el gasto corriente continuará congelado y no se descarta otras acciones de esta índole.